VICTORIA EN UN PARTIDO RARO,RARO,RARO

La A.D. Villaviciosa de Odón se impone por 4-1 al Real Aranjuez. Resultado engañoso en un partido que se resolvió al final y en donde el colegiado tuvo un papel protagonista. El Villa necesitaba la victoria tras unas semanas de resultados negativos. Javi, Rodrigo y Chengue (2) fueron los autores de los goles.

Imaginemos un domingo cualquiera. Imaginemos un partido de fútbol. Imaginemos 22 futbolistas. Imaginemos que el equipo local gana, imaginemos, imaginemos…bueno tampoco hay que imaginar mucho, porque es lo que suele suceder (lo de que, el equipo local gana es un decir).

Sin embargo…ahora vamos a imaginar, que no es un domingo cualquiera, imaginemos que un partido sin apenas dureza acaba con 4 expulsados. Imaginemos que los dos equipos acaban con 9 jugadores. Imaginemos que los dos equipos acaban con los porteros expulsados y que dos jugadores tienen que ponerse bajo los palos. Imaginemos que un partido que apuntaba a empate acabe con goleada. Imaginemos que un equipo mete tres goles en dos minutos y ya en el descuento y si están leyendo esto, pueden imaginarse que el que escribe está borracho o se ha tomado cualquier sustancia estupefaciente y empieza a divagar (que todo puede ser). Pues no. Dejen de imaginar, porque todo lo contado hasta aquí ocurrió el domingo, vaya si ocurrió.

Del partido poco se puede contar. El Villa necesitaba la victoria para despejar dudas y resarcirse de la dolorosa derrota de la semana pasada. Por ello salió decidido, buscando el gol y dominando el encuentro. Durante unos minutos, se vio al Villa triangular el balón como hace semanas no hacía y realizando buenas jugadas de ataque. En una de ellas, llegó el primer gol del partido, en una buena combinación del equipo de Nano, el balón le llegó a Cuni que dejó sobre Javi que tras controlar fusiló la portería rival. Un gol que hacía justicia a lo que se estaba viendo sobre el césped. La dinámica del partido llevó al Villa a seguir con la iniciativa y apunto estuvo de lograr el segundo pocos minutos después. En otra bonita jugada de ataque, el balón terminó en los pies de Cuni que con todo a su favor disparó fuera cuando ya se cantaba el gol en las gradas. Así se llegó al descanso y en esos momentos nadie pensaba todo lo que iba a suceder después.

Vamos con ello…..

Comenzó la segunda mitad como había acabado la primera, con el Villa controlando el balón y con el equipo rival sin apenas crear peligro. Nadie esperaba que pudiera llegar el empate, pero llegó. Eso sí tuvo que ser a balón parado y tras un doble despiste de la defensa del Villa que permitió dos remates en el área pequeña, en el segundo, el Aranjuez empató. Y lo hizo con un hombre menos, ya que desde el minuto 37 el colegiado había expulsado a Jorge por una dura entrada sobre Koffi.

El empate dejó un poco tocado al equipo local y los fantasmas de los últimos malos resultados empezaron a planear. La cosa se complicó aún más cuando Cristo vio dos tarjetas amarillas en dos acciones desafortunadas. El colegiado le expulsó y como Nano ya había realizado todos los cambios en busca de la victoria, tuvo que ser el goleador de la mañana Javi el que se puso los guantes para defender la portería. y vaya si lo hizo, pues se mostró muy seguro y sacó dos balones de mérito.

En ese instante, el empate se podía dar por bueno, pero el Villa no se conformó y trató de buscar el segundo sobre todo por la banda izquierda con las penetraciones de Momar. Corría el minuto 87 cuando en una acción que terminó en falta sobre el propio Momar, hubo una tangana (light) donde el colegiado tomó la decisión de expulsar a Momar y al portero del Aranjuez. tal como había sucedido con Cristo, el Aranjuez ya había agotado los cambios y tuvo que colocarse un jugador de campo en la portería.

Con nueve jugadores sobre el campo en cada equipo, ocho, sin contar el portero, los espacios fueron enormes. El Villa fue el que interpretó mejor esos espacios y Chengue por la banda izquierda fue un puñal.  El gol se veía venir y llegó en el 90. Internada de Chengue que centra y Rodrigo solo marca, aunque tuvo que hacerlo a la segunda ya que falló en su primer intento.

Con el 2-1 el Aranjuez se vino abajo y cuando intentó el empaté, el equipo se rompió en dos, y el Villa lo aprovechó a la contra para lograr 2 goles más en apenas un minuto. Chengue aprovechó los espacios para hacer un doblete, en un partido que acabó como el patio del colegio o un partido de solteros contra casados.

En definitiva victoria en un partido raro, pero victoria al fin al cabo. Victoria que debe servir para afrontar con optimismo los próximos compromisos.

FICHA TÉCNICA

Estadio Municipal de Villaviciosa de Odón, unos 100 espectadores.

A.D. VILLAVICIOSA DE ODÓN 4-1 REAL ARANJUEZ

A.D. Villaviciosa de Odón: Cristo, Sergi, Marco, Kolo (Rodrigo 56′), Xabi, Koffi, Zapata, Herrero(Chengue 80′), Javi, Obi (Momar 67′) y Cuni (Jimmy 76′).

Real Aranjuez: Guillermo, Chica, Borjaraul, Robertoi, Spasov, Ivan, Jorge, Luis, Carlos e Ismael.

Árbitro: Arturo Martínez

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *