Entradas

10-11-19 (126)

UN GOL EN EL DESCUENTO SALVA AL VILLA

Un partido que iba para el empate se saldó con una victoria local gracias al gol de Javi Martín en el descuento. Partido con dos caras muy diferenciadas. Una para cada equipo. La primera fue del Villa y la segunda del Ursaria. Segunda victoria de manera consecutiva para el conjunto local que se sitúa en la zona media de la tabla.

Partido loco en el Municipal de Villaviciosa en el que  ambos equipos pudieron ganar y en el que el empate hubiera sido el resultado más justo. No obstante, la fortuna que en muchos partidos le fue esquiva al Villa, en esta jornada le ha sonreído por partida doble. Primero con ese gol en el descuento y posteriormente con un balón que se estrellaba en el larguero en el último segundo del partido que pudo significar el empate.  10-11-19 (105)

Comenzó el conjunto de Nano muy metido en el partido. La victoria la semana pasada le liberó de ciertas ansiedades y quería demostrar que no esa victoria no fue flor de un día. Desde el inicio tomó las riendas del encuentro y buscó el gol con ahínco. Pudo llegar al cuarto de hora de juego, sin embargo, Manolo, no acertó con la meta rival cuando lo tenía todo a favor. Fue la primera de otras tantas ocasiones que dispuso el Villa en estos priemeros 45 minutos.

Llegado el minuto 34, el Villa tuvo otra gran oportunidad de adelantarse en el marcador. Un gran centro desde la derecha de Javi Alonso al segundo palo lo remató Cruz, pero el portero visitante en una magnífica parada sacó el esférico a córner en la misma raya de gol. No dejó de insistir el Villa y pocos minutos después el gol volvió a rondar la portería del Ursaria. En esta ocasión la jugada llegó por la banda izquierda del ataque local, el centro de Cruz, le llegaba de manera clara a Javi Martín que golpeó el balón alto con todo a su favor.

El gol, asignatura pendiente del Villa no llegaba y los minutos pasaron hasta la llegada del descanso. Mereció más el conjunto local ante un Ursaria que apenas llegó a la meta de Yeray en esta parte.

10-11-19 (15)Todo cambió en la segunda mitad, en una mañana fría, el Villa pareción contagiarse del tiempo y bajó mucho su rendimiento.  Y eso que dispuso de la primera oportunidad en esta reanudación. Soler con tiempo para decidir que hacer mejor, remató flojo y mal de cabeza dentro del área. Esa acción fue lo único a destacar del Villa en esta segunda mitad, hasta la llegada del gol en el descuento, en posiblemente sus peores 45 minutos de la temporada.

Por su contra el Ursaria fue de menos a más. Precisamente un minuto después de la ocasión de Soler, el equipo visitante dispuso de su mejor ocasión para marcar. En una buena acción de ataque, el balón se le quedó al delantero en la frontal del área, avanzó unos metros y fusiló a Yeray que sacó la pierna para desviar la pelota a saque de esquina cuando ya se cantaba el gol en las gradas. Yeray, como ya sucediera en la semana anterior mantuvo al equipo en el partido con sus intervenciones decisivas.

Esa ocasión, dio la vuelta a la tortilla y el juego y el balón pasó a ser del equipo visitante, mientras que el Villa se perdía en acciones sin sentido y en malos controles cuando se acercaban al área. Tampoco surgieron efecto los cambios introducidos por Nano, ya que apenas aportaron algo nuevo.

Con todo eso, los minutos iban pasando y el empate flotaba en el ambiente y de llegar algún gol, éste estaba más cerca para los visitantes que para los locales. Pero todo cambió en un minuto.

Ya metidos en el descuento, el Villa aprovechó una pérdida de balón por parte del Ursaria para sacar una contra que acabó con una clara falta en la esquina del área. Se presentaba como la última oportunidad para el equipo de Nano que no había disparado entre los tres palos en toda la segunda mitad. Javi Martín se encargó de lanzar la falta. Con todo el mundo esperando el centro, Javi Martín se sacó de la manga un centro chut, esperando que en algún rebote se pudiera crear una ocasión de gol. Nadie tocó el balón que pasó entre una nube de piernas y terminó en el fondo de la portería. Un gol, que desató la alegría de la parroquia local que veía como otros tres puntos se quedaban en casa. Gol que tampoco hacía justicia, pues nadie mereció la victoria, pero en el fútbol, más allá de merecimientos, gana el que acierta con la portería y fue el Villa quien lo hizo.

No obstante, la alegría pudo durar un suspiro, pues en la jugada tras el saque de centro, un balón bombeado por el Ursaria se envenenó tras varios rechaces y terminó golpeando el travesaño de la meta defendida por Yeray. Fue el último susto para el Villa, pues el colegiado no dio tiempo para más y decretó el final del partido.10-11-19 (117)

Victoria por tanto agónica, casi pírrica del Villa, pero victoria al fin y al cabo que le coloca con 10 puntos en la clasificación y sale de los puesto de abajo. Toca seguir remando hacia arriba y poco a poco ir recortando distancias con sus predecesores.

FICHA TÉCNICA

Estadio Municipal de Villaviciosa de Odón. Unos 80 espectadores.

A.D. VILLAVICIOSA DE ODÓN 1 (gol de Javi Martín,93′)

C.D.E. URSARIA 0

Por el Villa jugaron Yeray, Marco, Sergi, Rodrigo(Jorge 64′), Javi Alonso, Guille(Javi Martín 12′) , Koffi, Soler, Ibón, Javi Martín, Cruz y Manolo (Samuel 73′).

Por parte del Ursaria: Carlos, Chonden, Alberto, Rubén, Miguel Ángel, Alejandro, Jorge, Erick, Borja, Ángel y Oscar

Árbitro: Diego Castilla.

NOTA: Más fotografías del partido en la sección multimedia en galería de imágenes.

3-11-19 (35)

EL VILLA REMONTA PARA SUMAR SU PRIMERA VICTORIA EN CASA

No ha sido a la primera, ni a la segunda, ni incluso a la tercera, sino a la cuarta cuando el Villa por fin consigue ganar ante los suyos. Y lo tuvo que hacer remontando un marcador adverso. 2-1  fue el resultado final. Una buena segunda mitad fue suficiente para sacar tres valiosísimos puntos que deben ser un punto de inflexión en la temporada. Cruz y Guillermo, fueron los autores de los tantos locales.

Partido de emergencias para el Villa. Una nueva derrota en casa, o no haber sacado los tres puntos hubiera supuesto que el gabinete de crisis se tuviera que reunir de inmediato para buscar soluciones. En puestos de descenso, un nuevo tropiezo hubiera sido malo de necesidad. Quizás por esa situación el Villa saltó al terreno de juego con demasiadas precauciones, más pendiente de no recibir un gol que de intentar marcarlos él. El juego una vez más fue insulso, sin chispa, una pequeña ocasión por ahí, un pequeño acercamiento por allá, pero sin sustancia. El encargado del marcador estaba tranquilo porque mucho trabajo no parecía tener. El Villarejo tampoco era que ofreciera mucho, consciente de la situación del Villa se dedicó a controlar el partido y dejar que la incertidumbre y el nerviosismo fuera llegando al equipo local. Poco más que contar en esta primera mitad. El pitido del colegiado señalando los vestuarios fue un soplo de aire fresco para los aficionados que fueron a buscar algún refrigerio con el fin de llevarse algo a la boca en este domingo ventoso en el municipal.  3-11-19 (93)

Todo quedaba a expensas de la segunda mitad. Con poquito que hicieran los dos equipos, ya sería más de lo visto en la primera parte. Salió con brío el Villa y al minuto dispuso de una media ocasión, pero el pase interior de Guillermo no encontró rematador, ¡al fin, algo que contar! Eran buenas señales, pero de inmediato llegó el jarro de agua fría. A la siguiente jugada un balón que queda suelto en el área de Yeray que aprovecha Buta para batir por bajo al meta del Villa. Una vez más, el conjunto de Nano veía como un rival se ponía por delante en el marcador, sin haber creado sensación de merecérselo.

Un palo, que no fue demasiado grande para el Villa que reaccionó de inmediato y el gol fue como la espoleta que necesitaba para avanzar y no caer en el derrotismo. En seguida tomó el control de balón y se lanzó en busca del empate. Un empate que no tardó en llegar. Hay que poner atención al minuto 58 del partido. Borja, el portero visitante, que mostraba una seguridad absoluta cuando el balón merodeaba por su área, se lesionaba y tenía que abandonar el terreno de juego. Tuvo que salir en su lugar David, a prisa y corriendo, sin calentar. Entró frío, muy frío y se notó. Pues en el minuto 60 un balón largo de Rodrigo lo cazó dentro del área Cruz, David, se quedó estático en la portería y Cruz con un disparo al primer palo batía al portero que vio como su primer balón que tocaba era para recogerlo dentro de la portería.

El Villa empataba un partido que no merecía ir perdiendo y decidió ir a por el segundo, a sabiendas de la necesidad de una primera victoria en casa. Además olió el nerviosismo de David y cada acercamiento o centro al área del Villarejo se convertía en una ocasión. Era el momento de asestar el golpe definitivo y el Villa lo hizo en el 66. Gran jugada colectiva del equipo local, pases y más pases en la frontal del área, como si nadie se atreviera a chutar, lo pudo hacer, Cruz, lo pudo hacer, Manolo, lo pudo hacer Juli, pero éste último con posibilidad de disparo claro, decidió abrir a Guillermo que llevaba una eternidad dentro del área pidiendo el esférico, y Guille no se lo pensó, dijo ésta es la mía, y se sacó un chut que se coló en las mallas. David recogía de nuevo el balón del fondo, era su segunda pelota que tocaba.3-11-19 (145)

En apenas seis minutos el Villa dio la vuelta al marcador ante la alegría de la parroquia local. Un villa que se desató y que buscó el tercero. De nuevo Guille la tuvo, pero en esta ocasión David le atajó la pelota. El portero visitante, dejó los nervios iniciales y al final se convirtió en el mejor de su equipo al sacar dos buenas manos para evitar el tercero, sobre todo a un cabezazo de Rodrigo que se colaba por la escuadra.

Esas paradas mantuvieron al Villarejo en el partido que buscó el empate en los minutos finales. Fue en ese momento cuando surgió la figura de Yeray que fue de menos a más en el partido y en el 88 le ganó la partida a Isma en una mano a mano cuando ya los visitantes cantaban el gol.

Los últimos minutos fueron agónicos, porque el Villa se metió atrás para conservar el resultado y el Villarejo se lanzó a por el empate. Nervios, más por la incertidumbre del marcador que por ocasiones claras. pero los 6 minutos de descuento que señaló el colegiado (por la lesión del portero Borja) se hicieron muy largos, pero por suerte pasaron sin consecuencias en el marcador.

Al final el Villa que suma sus primeros tres puntos en casa, segunda victoria de la temporada, y encara con más optimismo lo que viene. El siguiente partido también en casa debe ratificar la ascensión del Villa.

FICHA TÉCNICA

Estadio Municipal de Villaviciosa de Odón, unos 80 aficionados

A.D. VILLAVICIOSA DE ODÓN 2 (goles de Cruz y Guillermo)

ESC.MUN. FUT. VILLAREJO 1 (gol de Buta)

Por la A.D. Villaviciosa de Odón jugaron: Yeray, Guille (Kolo 90′), Marco, Rodrigo, Solerm Koffy, Juli (Samu 85′) Cruz, Manolo( Javi Martín 88′), Ibón y Sergi.

Por parte de la Escuela Municipal de fútbol de Villarejo jugaron: Borja, Corona, Alberto, Crespo, Hector, Saul, Fer, Juanlu, Bita, Guindi, e Isma.

Árbitro: Ángel Vicente

NOTA: Más fotos de este partido, en la sección Multimedia en Galería de Imágenes.

EL VILLA SE METE EN PROBLEMAS

Quinta derrota de la temporada, tercera de manera consecutiva. La A.D. Villaviciosa de Odón cae en su visita a Oriquieta por un claro 2-0 ante el Ciudad de los Ángeles. Una vez más la falta de puntería perjudica a un equipo en plena caída libre.

El Villa buscaba resarcirse de los últimos resultados y salió decidido a ello. Como ya ha sucedido en anteriores partidos, se hacía con control del balón y a pesar de no disfrutar de grandes ocasiones, si había la sensación de que el gol podía llegar en cualquier momento. Pero la fortuna parece ser esquiva al conjunto de Nano, y si a eso se le añade que el colegiado tampoco ayuda…

Y todo porque al poco de iniciarse el partido, Guillermo se metía en el área y caía ante la entrada del rival. El colegiado decidió no señalar el penalti que para muchos pareció claro.

Pasaban los minutos y el Villa seguía con el control del partido y apenas dejaba que el equipo local se acercara a la meta de Yeray que hoy debutaba en la portería del Villa.

El único peligro solo podía llegar a balón parado y de hecho llegó en el minuto 25 cuando Sergio remató a la cruceta.

Fue un espejismo porque la primera mitad fue del Villa, al menos en el dominio del esférico aunque como en otras ocasiones, dominio que no se transformaba en ocasiones. Así se llego al descanso con el o-0 inicial. Todo quedaba pendiente para la segunda mitad.

No cambió mucho el panorama, el Villa siguió controlando el balón y llevando la iniciativa del encuentro, con diversos centros desde las bandas y a balón parado, pero se repetía lo visto en la primera mitad, es decir, dominio y ausencia de ocasiones claras. Y como si de un dejavú se tratara, al Villa le ocurrió lo que ya le ha pasado en anteriores encuentros. No termina de matar el partido y al final lo termina pagando.

El Ciudad de los Ángeles no hizo nada para llevarse el partido, pero se lo llevó, porque al fin y a la postre, en este juego, gana el que mete goles. El Villa, no lo hizo y el Ciudad sí.

Transcurría el minuto 78 cuando el equipo local botó una falta. El balón le cayó a Fernando que disparó a puerta y el balón rechazado por el poste lo remató a gol Juárez. Demasiado premio para lo propuesto pero..

El Villa no se vino abajo y nada más poner el balón en juego se lanzó en busca del empate. Pero eso significaba dejar mucho más espacio a su espalda que el Ciudad podía aprovechar y vaya si lo aprovechó. En el minuto 81, tras una buena acción de la delantera local, el balón le llegaba a Juárez que de nuevo batía a Yeray. 2-0 y el partido que se finiquitaba. Todavía pudo ser peor, porque Juárez tuvo el hat-trick en sus botas, pero en esta ocasión Yeray le ganó la partida.

En definitiva, una nueva derrota y la sensación de que el Villa merece mejor suerte con los resultados, pero esa suerte no aparece, las jornadas van pasando y el Villa sigue en la zona baja de la tabla en puestos de descenso. Solo queda mirar hacia adelante y trabajar, trabajar y trabajar para dar la vuelta a la situación.

FICHA TÉCNICA

Polideportivo Oroquieta. Unos 60 aficionados.

CIUDAD DE LOS ÁNGELES: Amancio, Marcos, Pablo Fernández, Sergio, Patric, Fernando, López, Alex, Cavadas, Pozo y Bravo.

A.D. VILLAVICIOSA DE ODÓN: Yeray, Alonso, Marco, Nunes, Soler, Koffi, Guillermo, Bautista, Padilla, Andreu, y Escobar.

 

EL VILLA SE DEJA REMONTAR UN 0-2 PARA COSECHAR UNA NUEVA DERROTA

Se puso con dos goles de ventaja, pero no pudo sacar una victoria en casa del Vilcálvaro. El equipo local remontó para ganar finalmente 4-2. Partido que tuvo unos prolegómenos de homenaje a David Ludeña, seguidor azulón que murió recientemente de cáncer.

Llegaba el Villa a esta jornada con la sensación de tener menos puntos en la clasificación de los que se merecería según lo visto en los partidos y con ganas de demostrar que hay mejor equipo de lo que está mostrando. Y lo hacía en un campo difícil, ante un equipo llamado a estar arriba, un recién descendido de tercera que busca volver a esa categoría cuanto antes. Además el Villa se encontró con un equipo super motivado que hoy iba a jugar con doce. Hace unos días nos dejaba David Ludeña, conocido por todos como Lude, un fiel seguidor del Vical y un hombre que ha trabajado mucho por el equipo azulón y que un cáncer se lo llevado. Un hombre tan querido que incluso se ha iniciado una campaña para cambiar el nombre del estadio y poner el nombre de David Ludeña. Hoy era el primer partido del Vicálvaro en casa tras su muerte y la afición le quiso rendir un homenaje y el equipo ofrecerle una victoria. Ambas cosas se pudieron hacer, aunque en muchos momentos el Villa lo impidió.

El conjunto villaodonense salió muy serio, consciente de lo que tenía entre manos y sabiendo que para sacar algo positivo del campo de Valdebernardo había que estar muy concentrado en todas las líneas. Tomó el mando del partido y muy pronto sacaría fruto a ese mando con el primer gol del encuentro. Se llevaban solo 9 minutos cuando Ibón adelantaba al Villa.

El gol no hizo que el Villa se replegara y siguió como si el marcador reflejara el resultado inicial. Por ello, el segundo no tardó en llegar. A los 19 minutos Javi Martín subía el segundo al luminoso. El Villa se colocaba con dos goles de ventaja ante un Vicálvaro que no se metió en el partido hasta entrado la media hora del juego. Pero cuando entró, lo hizo de lleno. En cuatro minutos de desconcierto del conjunto de Nano, el equipo local empató el partido. Jorge Nuñez a los 29 y a los 33 minutos marcaba ante la alegría local y el asombro del Villa que dejó escapar una renta que parecía suficiente para llevarse los tres puntos.

Con el empate a dos se llegaba al descanso y con la incertidumbre de saber que pasaría en la segunda mitad. Salieron los dos equipos con más precaución que en el inicio del encuentro, pero al igual que en la primera parte el Villa fue tomando el control del juego. Las llegadas al área local se iban sucediendo y sin grandes y claras ocasiones de marcar, sí se veía que el gol podría legar en cualquier momento. Sin embargo, con el paso de los minutos, el juego fue equilibrándose.  El equipo local, apoyado por la afición y con ese jugador extra (Lude),  puso más corazón y tuvo la recompensa en el 68 con el gol de Chino que daba la vuelta al marcador y le acercaba a la victoria.

El Villa veía que se le escapaba un partido que lo tenía ganado en la primera media hora del encuentro y se lanzó a por el empate. Pero las ideas y las fuerzas no eran las mismas y nunca tuvo la convicción de poder al menos sacar un empate. Por su parte el Vicálvaro se dedicó a controlar el partido evitando que pasaran cosas y cuando la ocasión se lo permitiera lanzarse a la contra. Con el tiempo casi cumplido llegó un penalti a favor de los locales. Dani lo lanzó y marcó . Era el 4-2, resultado que sería definitivo.

El Villa perdió una gran oportunidad de colocarse en una buena posición en la tabla y se tiene que conformar con tan solo 4 puntos en estas primeras cinco jornadas de liga. Números que pueden empezar a ser preocupantes si la situación no varía en las próximas jornadas.

FICHA TÉCNICA

C.D. VICÁLVARO 4-2 A.D. VILLAVICIOSA DE ODÓN

Estadio Valdebernardo (Vicálvaro). Unos 200 aficionados

C.D. VICÁLVARO: Aberto, Marcos, Montes, Carlos, Jorge, Iván,Dos Santos, Daniel, Álvaro, Dani y  Botana.

A.D. VILLAVICIOSA DE ODÓN: Carlos, Kolo(Sandro 86′), Marco, Rodrigo, Jimmy, Soler(Cruz 75′), Guille(Zapata 59′), Koffi, Ibón, Samuel(Jorge 59′) y Javi Martín.

Árbitro: Iván Madroñal LOrente

unnamed (5)

EL VILLA NO ARRANCA

Segunda derrota consecutiva para el Villa en dos jornadas de liga. Perdió en casa ante el FEPE Getafe por 1-2. Los detalles en ambas áreas y la precipitación fueron las principales causas de la derrota.

Llegaba el Villa a su primer compromiso en casa de la temporada con una derrota ante el Moscardó pero con la sensación de haberse dejado los puntos. Tocaba resarcirse y empezar a sumar ante un FEPE Getafe que, aunque solo se lleva una jornada de liga, llegaba como colista del grupo.

Los primeros minutos fueron de tanteo, sin que ningún equipo llevara el control del partido, pero en la primera llegada del FEPE al área local, el balón acabó en el fondo de la portería. Solo se llevaban nueve minutos de juego y el Villa ya iba detrás en el marcador.

La reacción del Villa fue inmediata porque apenas un minuto después lograba el empate. Fue una acción aislada y en donde la fortuna sonrió al equipo local. Un centro desde la derecha de Sandro, se envenenó y se coló por encima del portero visitante que se vio sorprendido con la trayectoria que cogió el esférico. Tablas y el partido comenzaba de nuevo.   unnamed (15)

Al Villa pareció que le sintió mejor el gol y tuvo más control del balón y tuvo algún que otro acercamiento, sobre todo en las botas de Manolo que ganaba los duelos con la defensa. En una de sus internadas, llegó la mejor oportunidad del equipo de Nano, lo hizo todo bien, pero su último pase no encontró rematador.

Poco a poco el partido se fue equilibrando y el descanso llegó sin apenas ocasiones claras para ambos conjuntos.

Tras la reanudación el FEPE Getafe volvió a sorprender al equipo local. No se llevaban más de cuatro minutos cuando un centro desde el lateral, lo remataba Miguel en le segundo palo al fondo de las mallas Era el segundo suyo en el partido. Al igual que en la primera mitad, el FEPE se adelantaba a los pocos minutos, pero en esta ocasión el Villa no puso o supo igualar la contienda. Lo intentó, pero siempre con más corazón que cabeza. Y todo porque quedaba mucho tiempo por delante para poder resolver el partido, pero pareció que el partido estaba en los últimos estertores y el Villa se dedicó a lanzar balones en largo que no iban a ningún lado en vez de intentar jugar la pelota. Nos obstante el Villa dispuso de algunas oportunidades para empatar, la más clara en las botas de Manolo que tras una buena combinación, se presentó solo ante el portero visitante, pero su disparo se estrelló en el travesaño cuando ya se cantaba el gol en las gradas.

El empate se veía que podía llegar, pero con el pasar de los minutos, el FEPE se fue sintiendo mejor sobre el terreno de juego y pudo a la contra sentenciar el partido. No llegó ni lo uno, ni lo otro. Lo que si llegó fue el juego feo, brusco, y las tarjetas. Hasta nueve sacó el colegiado, incluidas dos expulsiones que dejaron a ambos equipos con un hombre menos. La expulsión del FEPE Getafe llegó mucho antes que la de Soler, pero ni con un hombre más el Villa pudo con el equipo getafense que sin hacer nada del otro mundo, se llevó los tres puntos y deja al Villa con dos derrotas en dos partidos.

Queda mucho trabajo por hacer y solo quede mirar hacia adelante. Próxima parada, Ciempozuelos, esperemos que a la tercera llega la primera victoria y el Villa pueda quitar el cero en su casillero.

FICHA TÉCNICA

Estadio Municipal de Villaviciosa de Odón. Unos 70 espectadores.

A.D. VILLAVICIOSA DE ODÓN: Carlos, Javi Alonso(Cruz 75′), James, Soler, Marco, Koffi(Rodrigo 45′), Sandro(Samuel 56′), Juli, Manolo, Javi Martín y Cuni(Zapata 79′).

F.E.P.E. GETAFE: Alfredo, Manu, Cámara, Juli, Luis, Cano, Dani Blanco, Figueroa, Miguel, Peña y Drissa.

Árbitro: Sergio Silvia

DSC_3614

NANO:”EL DÍA QUE NO TENGA ILUSIÓN, LO DEJARÉ”

Acaba de arrancar una nueva temporada para el A.D. Villaviciosa de Odón. Un temporada en la que están puestas nuevas y grandes esperanzas. Es por ello, que es buen momento para hablar con el míster, sobre el equipo y lo que espera de esta nueva andadura por la regional preferente. Hablamos con Fernando López “Nano”.

Muy buenas míster, comenzamos una nueva temporada al frente del Villa, ¿y ya son…?

Nano: Pues la verdad es que ya ni me acuerdo, pero unas cuentas ya…a ver, comencé en el 2008 en el “B” tres años, en el 2011 cogí el primer equipo, así que nueve temporadas.

¿Y con la ilusión del primer día?

Sí por supuesto, el día que te falte la ilusión lo mejor es quedarse en casa. Está claro que en estas categorías no lo haces por la cuestión económica. Yo tengo la suerte de que me pilla cerca, pero estar los fines de semana viendo partidos, viendo a rivales y demás te quita mucho tiempo de estar con la familia y si no tuviera ilusión sería imposible seguir.

¿En qué ha cambiado Nano en todos estos años como entrenador?

Yo trato de aprender, y quiero que mis jugadores aprendan. Parece ser que solo se puede aprender cuando eres joven y yo no estoy de acuerdo con ello, siempre se aprende cosas nuevas. En estos años, lógicamente vas cogiendo más experiencia, tratas de aprender, de cometer menos errores, y cuando caes en ellos, tratar de no repetirlos. Lo que pasa es que también  soy de los que pienso que en el fútbol no hay una ciencia exacta. Muchas veces el resultado de un partido depende más de un detalle que de otra cosa. También tratamos de cambiar algo en el día a día, porque tantos años en el mismo club, si siempre haces lo mismo, la gente se termina por cansar.

Y como cada año, hay que renovar la plantilla

Este años hemos cambiado más o menos la mitad de la plantilla, pero creo que en el fondo también es algo bueno. Ver caras nuevas que aporten cosas distintas. Han venido gente con experiencia, ya mayores como son los casos de Juli o de Soler, pero también chicos de 19, 20 años, como Samuel o Jorge que nos darán ese hambre que tiene la juventud. Se trata de equilibrar la plantilla y estoy contento con el grupo que se ha formado.

¿En este sentido, todos dicen que hay mejor plantel que la temporada pasada?

Sí, yo creo que sí y también porque este año la plantilla es más numerosa. La temporada pasada se quedó muy corta. Bien es cierto que ocurrieron casos con jugadores que por unas causas u otras debilitaron la plantilla. Casos como el de Xavi que por motivos familiares se tuvo que ir a Bilbao a vivir, o casos de jugadores que abandonaron el equipo antes de que terminara la temporada, o el caso de Javi Alonso que por su enfermedad, de la que ya está totalmente recuperado por fortuna, no pudimos contar con él todo el año. Esperemos que este año no pase nada de esto.

Yo estoy contento con la plantilla, porque es la mejor plantilla que podemos tener dentro de nuestras posibilidades. Creo que tenemos una plantilla muy competitiva.

¿En qué se ha mejorado?

Para mi en equilibrio, por ejemplo en la parte de atrás. Hemos cambiado los dos porteros y en defensa hemos logrado mantener a todos los jugadores de la temporada pasada, pero es cierto que sólo teníamos seis jugadores en esa demarcación, que con la enfermedad de Javi Alonso se quedaron cinco jugadores para cuatro puestos y eso se notó. Es complicado porque apenas pudimos dar descanso a estos jugadores y ese descanso es necesario para rendir a tope. El año pasado tuvimos que forzar muchísimos a algunos jugadores porque no teníamos más y al final lo pagaron. Este año hemos incorporado más jugadores para la línea defensiva y seguramente nos irá mejor. Y arriba hemos mejorado de cara al gol. El año pasado el único delantero que teníamos era Andrés y no terminó la temporada. Firmamos a Obi, pero las lesiones no le permitieron tener una continuidad y por eo este año hemos incorporado a un par de delanteros que estamos seguros que nos aportarán ese gol del que tanto adolecimos la temporada pasada.

¿Y con tantas piezas nuevas, vuelta a ensamblar al equipo?

No queda otra, pero creo que en esta ocasión esa compenetración del equipo ha llegado antes que en temporadas anteriores. Si nos fijamos en esta primera jornada que jugamos ante el Moscardó con la de la temporada pasada, o la de hace dos que debutamos contra el Mosca en casa, las sensaciones que me ha transmitido el equipos han sido mucho mejores que anteriores campañas. Bien es cierto que perdimos, pero creo que fuimos superiores al Moscardó en buena parte del partido, en la segunda mitad sobre todo. Nos faltó un poco de fortuna. Nuestro portero no hizo ni una parada, nos llegaron una vez y por una serie de fallos encadenados terminó la jugada en penalti y nos marcaron de penalti. Pero insisto las sensaciones son mejores que en años anteriores. Está claro que hasta la cuarta o quinta jornada no se verá la verdadera cara del equipo, porque ya no solo el nuestro, sino los demás equipos en estas primeras jornadas los equipos no están armados y se puede ver cualquier resultado.

¿No estaba en los planes esa derrota?

Las derrotas nunca están en los planes, pero sabes que puede pasar. Somos un equipo, salvo tres años,  de regional preferente, y unos años hemos estado arriba, otras en el medio y otras en la zona baja, es lo normal. Cuando juegas fuera de casa y ante equipos con tanta tradición como es el Mosca que incluso llegó a jugar en segunda división, la derrota entra dentro de lo factible. Luego cuando acaba el partido la sensación es que pudimos ganar, pero en estas categorías y en el fútbol en general, no siempre gana el que se lo merece.

¿Y ahora llega el FEPE Getafe?

Nuestro primer partido en casa y queremos ganarlo ante un equipo que subió la temporada pasada, equipo muy correoso, que pelea todo que te exige muchísimo y que nos hará trabajar mucho para conseguir el triunfo. Va a ser difícil, porque como te digo, en esta categoría conseguir triunfos cuesta mucho, y como prueba está la primera jornada, que salvo el Real Aranjuez que ganó por 3-2 al Móstoles, todos los demás partidos acabaron, 1-0, 0-1, 1-1, 0-0, aquí no hay un rival que te vaya a generar 70 ocasiones de gol y te vaya a someter en el campo. Todo está muy igualado y hay detalles que decantan muchos partidos. Esperemos que el detalle negativo que sufrimos la jornada pasada, cambie ahora a favor ante el Getafe.

Hay que hacerse fuerte en casa?

Es fundamental, si al final de temporada quieres tener opciones de ascenso, pasa por dejar escapar los menos puntos posibles en tu estadio.

¿Qué te parece el grupo?

Muy igualado, al final en esta categoría, está todo muy parejo. He podido ver a cuatro equipos, tenemos informes de otros, pero no hay nada que nos sorprenda, al final el Aranjuez, el Móstoles, el Lugo, serán equipos que estarán en la pelea. Y luego están los recién ascendidos que son los que menos conoces. Son equipos que suelen comenzar fuerte la temporada porque vienen de la inercia ganadora de la temporada pasada donde lograron el ascenso y es difícil jugaron contra ellos en las primera jornadas. Pero vamos, lo dicho va a ser una temporada muy igualada.

Para finalizar, el ascenso, ¿es un objetivo o una obsesión?

Una obsesión no, porque si nos obsesionamos con ello, puede ser malo, contraproducente. Que hay que intentar conseguirlo, lógicamente. Yo como entrenador soy el primero que lo quiero y los jugadores también, pero bueno, tampoco es una cosa que me quite el sueño, prefiero ir partido a partido y ver a donde llegamos. La temporada pasada terminamos la primera vuelta a dos puntos del primero y luego terminamos la liga a 15 puntos en sexta o séptima posición. Lo importante es mantener esa regularidad, que el equipo sepa competir en todos los partidos. Creo que tenemos mejor equipo que el año pasado, pero el tiempo lo dirá.

EL VILLA DESPIDE LA TEMPORADA CON VICTORIA

Se acabó la temporada, atrás quedan 34 jornadas con cosas buenas, y no tan buenas, ya habrá momento de analizar la temporada en conjunto, ahora toca comentar lo que ha suciedido en este último partido en el que la A.D. Villaviciosa ganó por la mínima la Atlético Club de Socios. Dos victorias en las dos últimas dos jornadas dejan un sabor agridulce a una temporada en la que se habían depositado muchas esperanzas.

Llegaba le Villa sin muchos alicientes al Bercial, más allá de acabar la temporada con una victoria y con la espernaza de si acompañaban los resultados acabar en una quinta plaza en la clasificación. Logró la victoria pero los resultados no acompañron en los otros partidos y el Villa termina la temporada en una séptima posición con 52 puntos en el casillero.

No comenzó bien el partido para los hombres dirigidos por Nano, porque a los ocho minutos ya iba por detrás en el marcador. Álex dio un buen pase a  sandro que batía a Lucas con un cabezazo. No obstante el gol no le sentó mal al Villa que a partir de ese momento se hizo dueño del balón y consiguió batir la portería local poco después. Concretamente a los 19 minutos cuando Obi aprovechó la indecisión de la defensa local. El villa siguió intentando dar la vuelta al marcador. Pudo hacerlo a la media hora de juego, pero Mara lo evitó con una falta que le costó la expulsión. Con el empate a uno terminó la primera mitad.

En la segunda, el Atlético Club de Socios, salió con orgullo y a punto estuvo de hacer el segundo, pero según pasaban los minutos, la superioridad numérica del Villa fu decantando el encuentro hacia los visitantes. Así llegó el gol de la victoria con un gran remate de Diego. No se movería más el marcador aunque ocasiones hubo para ello, pero la falta de puntería lo evitó.

En definitiva victoria del Villa para terminar la temporada. Ahora toca descansar, meditar, y buscar soluciones de cara al la próxima temporada, sobre todo en el ataque. La falta de gol ha sido una losa demasiado grande para pensar en cotas mayores.

FICHA TÉCNICA

Estadio El Bercial (Getafe) Unos 100 espectadores.

CLUB ATLÉTICO SOCIOS: Pires, Alex, Jordan, Mara, Lino, Rubén, Archilla, Ernesto, Montero, Miranda y Sandro.

A.D. VILLAVICIOSA DE ODÓN: Lucas, Marco, Sergi (Rodrigo 66′), Jimmy, Kolo, Koffi (Chamorro 66′), Diego, Zapata (Iván 10′), Obi (Mounseff 31′), Javi y Cuni.

Árbitro: Victor de Mingo

DERROTA EN SEGUNDOS

La A.d. volvió a dar síntomas de agotamiento y de escasez de ideas ante la portería rival. Perdió 2-0 ante el Móstoles C.F. líder de la clasificación. La derrota fue más dolorosa porque el primer gol llegó cuando no se había cumplido el primer minuto de juego. Quedan dos jornadas para el final y el objetivo es acabarlos de la mejor manera posible.

¡¡40 segundos!!, menos de lo que yo he tardado en escribir, estas primeras líneas, fue lo que necesitó el Mótoles C.F. para adelantarse en el marcador. Un gol, como suele decirse, cuando todavía la gente no había tenido tiempo de sentarse. De manera incomprensible, con una falta de tensión alarmante, Llorente se coló entre la defensa villaodonense y batió por bajo a Cristo, ante la incredulidad de los presentes, tanto en el césped como en la grada. Un palo demasiado grande para un equipo que no está sobrado de confianza. Se llevaba solo un minuto, había mucho que jugar por delante, pero ese gol pesó como una losa y fue suficiente para llevarse un triunfo. Porque desde ese instante, el Móstoles se limitó a controlar el partido, replegarse en determinados momentos y tirar contras cuando recuperaban el balón, mientras que el Villa volvió a repetir lo que hemos visto en los últimos partidos, por no decir en toda la temporada, es decir, llevar la iniciativa, tener más dominio del balón, pero cuando se acercan al área, se apagan las luces, la ideas, y las ocasiones se quedan en nada. Alguna que otra entrada por banda, algún que otro tiro desde la frontal, pero nada serio. Así con ese panorama se llegó al descanso.

Nada cambió en la segunda mitad, el Villa lo siguió intentando, las ocasiones fueron algo más nítidas que las de la primera mitad, pero tampoco se pueden calificar en ocasiones claras, por lo que el gol no se esperaba, a no ser que llegara en alguna jugada aislada o en un fallo, o en alguna casualidad, y no ocurrió ninguna de las tres cosas. El 1-1 por tanto era casi imposible y de llegar algún gol, sería por parte del Móstoles que a la contra sí creó alguna oportunidad clara de batir de nuevo a Cristo. Lo que son las cosas, el segundo gol llegó en el último minuto, Kolo cometió penalti que se encargó de transformarlo Alberto para dar la puntilla al equipo de Nano.

FICHA TÉCNICA

Estadio Mariano González (Navalcarnero) Unos 100 espectadores.

Móstoles C.F.”A” 2 (Llorente y Alberto )- Villaviciosa de Odón 0

MÓSTOLES C.F.”A” : Alejandro, Rubén, Sergio, Arquero, Adrián, BarrigaAlberto, Valdivoa, Riaco, Llorente y Antonio.

VILLAVICIOSA DE ODÓN: Cristo, Sergio, Marco(Momar 60′), Rodrigo, Kolo, Ibón(Koffi 52′),  Jimmy, Zapata, Diego, Javi Martín(Morales 72′) y Cuni(Obi 52′).

Árbitro: Jaime Muñoz Moreno

DSC_4426

UN EMPATE QUE NO SABE A NADA

Sin nada por lo que luchar, sin ningún objetivo, ni por arriba , ni por abajo, la temporada se puede hacer muy larga para la A.D. Villaviciosa de Odón. El empate 1-1 ante Los Yebenes San Bruno deja un sabor de amargura y con la sensación de querer echar el cierre a la campaña cuanto antes. Mal partido de ambos contendientes que lograron los goles en apenas cinco minutos.

Semana sí, semana también, venimos hablando de las posibilidades que podría tener el Villa si lograra, tal o cual victoria, pero hay tantos condicionantes que ya ni merece la pena seguir con ellos. Si se hubiera ganado.., si no se hubiera perdido…, si se hubiera acertado…, si no se hubiera errado….demasiados síes que no van a ningún lado, porque luego la realidad viene y te de de frente y cada semana que pasa de manera más fuerte.

La idea es acabar la temporada de la mejor manera posible, “si es que es posible” y dejar al equipo lo más cerca de los primeros clasificados, pero partidos como el de ayer, no ayuda a ello. Y con esto no quiero decir que el Villa no mereciera más, o que juega rematadamente mal, que no es eso. Es constatar lo que está sucediendo durante toda la temporada. Te da la sensación de haber visto el mismo partido una y otra vez como si de un “dejavú” se tratara. La misma tónica..los mismos resultados.

El Villa fue mejor que su rival, creó las mejores y mayores ocasiones del partido , pero la falta de puntería, la reiterada falta de acierto de cara al gol, volvió a pasar factura al equipo de Nano. Da igual que triangules bien el balón, que hagas jugadas trenzadas, que llegues al área con asiduidad, da igual, porque cuando hay que definir, cuando hay que hacer lo que este juego demanda, que no es otra cosa que meter la pelotita, hacer gol, se apagan las luces y las porterías se convierten en unas de hockey imposibles de atravesar. Ejemplo claro es lo que pasó en la primera parte cuando Momar tras una buena jugada por la banda izquierda se presentó solo ante el portero y no acertó a batirlo.

Para los goles hubo que esperar a la segunda mitad. Se adelantó el equipo visitante con el gol de Héctor a los 53 minutos, aunque la alegría fue corta, pues el Villa reaccionó en cinco minutos y Cuni, por fin, acertó con la portería rival estableciendo el empate a uno que a la postre sería definitivo.

De ahí al final, poco más que contar, el Villa fue incapaz de ganar el partido, mientras que a Los Yébenes el empate le resultó suficiente para sus aspiraciones.

La semana que viene visita al líder. No se extrañen que nos traigamos una victoria. Sería una muestra más de la irregularidad del Villa en toda la temporada, capaz de hacer lo mejor y lo peor al mismo tiempo.

 

FICHA TÉCNICA

Estadio Municipal de Villaviciosa de Odón, unos 100 espectadores.

VILLAVICIOSA DE ODÓN.– Cristo, Marco, Sergi, Kolo, Jimmy, Ibón, Koffi, Javi (Obi 63′), Momar(Javier 72′), Zapata, Diego(Mounseff 81′) y Cuni (Felipe 72′).

LOS YEBENES-SAN BRUNO.– Javi, Dani, Salazar, Cosmin, Aritz, Raul, Abajo, Álvaro, David, Jorge y Héctor.

Árbitro: Ángel Luis Valverde

GRAVE TROPIEZO DEL VILLA

La A.D. Villaviciosa de Odón cayó en su visita a Alcorcón por 2-1 en su partido ante el Trival. Una derrota que deja al Villa en tierra de nadie y deja en el olvido las “pocas” esperanzas que había de ascenso. El rival demostró que se jugaba más en el partido y logró una victoria importante para evitar el descenso. Al Villa solo le queda acabar la temporada de la forma más digna posible. Hay que evitar dejarse llevar.

Suele suceder, en el mundo del fútbol y en cualquier otra disciplina, ya sea en primera o en aficionados, cuando hay un equipo que se juega algo y se enfrenta a otro que sus expectativas son muchas más bajas, o que tiene poco que jugarse, lo normal es que el partido lo gane el equipo que tiene más que ganar que perder. Y eso sucedió el pasado domingo en el partido que enfrentó al Villa contra el Trival Valderas Alcorcón. El equipo alcorconero comenzaba la jornada en puestos de descenso y con la necesidad de ganar para evitar que la permanencia se alejara. Mientras que el Villa llegaba con los deberes hechos, con esperanzas aunque remotas de pensar en cotas más altas, pero con la certeza de que en la temporada ya había poco que hacer. Y eso se notó en el terreno de juego. El equipo local salió mucho más enchufado y desde el inicio mostró las ganas de victoria. Ese ímpetu tuvo sus frutos muy pronto, pues a los ocho minutos, lograba el primero gol del partido obra de Sergio.

El gol dio tranquilidad a los locales que a partir de ese momento buscó que el Villa no se acercara a la meta rival y para ello se afanó en defensa.

Los minutos fueron pasando sin muchas ocasiones dignas de mención, pero cuando todo apuntaba a que ya había poco que ver, los últimos minutos del partido, se convirtieron en un toma y daca en el que pudo pasar cualquier cosa.  Fue en esas,  transcurría el minuto 83, cuando Mounseff , que había sustituido a Cuni unos minutos antes, lograba el empate para el Villa.

El empate, no era un resultado que valiera a ninguno de los dos contrincantes pero sobre todo era nefasto para el Trival, por lo que pronto se recuperó del golpe y se marchó en busca del gol del triunfo. Y el que la sigue, la consigue, en el último minuto, cuando el empate parecía definitivo, Herrera destaba la locura en su equipo cuando lograba el segundo gol, el gol de la victoria.

El triunfo hace renacer las esperanzas de permanencia del Trival Valderas, mientras que deja al Villa en tierra de nadie. Demasiado altibajos ha tenido el Villaviciosa en la temporada, que siempre ha dado un paso atrás cuando debería haberlo dado hacía adelante.

FICHA TÉCNICA

Estadio La Canaleja. Unos 100 espectadores.

TRIVAL VALDERAS ALCORCÓN: Somohano, Daniel, Roberto, Álvaro, Tejada, David, Pacheco, Sergio, Portela, Aitor y Fernando.

VILLAVICIOSA DE ODÓN: Cristo, Guillermo (Momar 53′), Marco, Kolo, Ibón, Sergi, Koffi (Jimmy 45′), Javi(Zapata 45′),  Diego, Javi Martín y Cuni (Mounseff 73′).

Árbitro: Diego Pérez.