ZAPATA 1º

ESTOY CONVENCIDO DE LOGRAR LA PERMANENCIA DEL CADETE

Llegó como solución de urgencia. Cogió a un equipo hundido en lo futbolístico, pero sobre todo en lo moral. El año ha sido duro para los chicos, pero desde su llegada han recobrado la ilusión por el fútbol. Estaban encaminados al descenso, pero ahora,  a tres jornadas para el final la salvación la ven al alcance de las manos. Confían en permanecer en la categoría y todo por el esfuerzo de los niños y la labor del entrenador. Estamos hablando del Cadete “B” y de Zapata.

Pregunta: Tuviste que coger al equipo en una situación muy delicada

Zapata: Muy delicada, por la cantidad de puntos que habían perdido, por la situación en la tabla, porque su moral no era la mejor, teniendo el descenso a la vuelta de la esquina.

P: ¿Cómo surge la idea de coger al equipo?

Z: Yo era el entrenador del Juvenil “A” del Fortuna y cuando lo dejé, Pedro (coordinador de la cantera) sabía que me encantaba entrenar y me propuso coger al equipo, que se había quedado sin entrenador.

P: ¿ Y no tuviste ninguna duda?

Z: No, no, ninguna en absoluto, a mi me encanta trabajar y entrenar a los chicos. sabía que llegaba en una situación complicada, pero los vi en un partido y me di cuenta que había material suficiente para trabajar y acepté encantado el proyecto.

P: ¿Y cómo te encontraste a los chicos, el primer día?

Z: La verdad es que estaban un poco tristes, por lo que lo primero que hice fue mentalizarlos que eran mucho mejores de lo que la clasificación reflejaba y enseguida cambiaron su actitud y la confianza. A eso ayudó que tuvimos la suerte de ganar el primer partido y los chicos vieron que trabajando era posible lograr los objetivos. En las sucesivas semanas, los resultados iban llegando y ellos solitos tiraron hacia arriba.

P: ¿Llegar y besar al santo?

Z: Sí, eso parece, porque además fue ante uno de los rivales más fuertes de la categoría y supuso una inyección de moral muy fuerte para todos.

P: ¿Con ese cambio, la permanencia ya no es una utopía?

Z: Claro que no, además con el resultado de esta semana, donde se ha ganado al segundo clasificado,  hemos logrado salir de la zona de descenso cuando quedan solo tres jornadas para el final.

P: ¿Y cómo se ven esos tres partidos?

Z: Complicados, no solo por los rivales, que también, sino porque el parón no nos llega en el mejor momento. Habíamos cogido una dinámica buena de juego y resultados y ahora tenemos que parar dos semanas que nos corta un poco los planes. Pero bueno, ese parón es para todos y esperemos que a la vuelta de Semana Santa, los chicos lleguen con las pilar recargadas para afrontar lo que van a ser tres finales. Si miramos al calendario, tenemos el mejor de todos los equipos implicados en el descenso, pero eso no debe relajarnos para nada. No puede haber confianzas.

P: ¿os lo vais a jugar contra los dos últimos y contra el primer clasificado?

Z: Así es, tenemos dos partidos que en teoría deberíamos sacar adelante pues son ante los dos últimos clasificados, el Robledo, que sólo ha ganado un partido en toda la temporada y el Quijorna, que es con el que cerraremos la temporada que hasta la fecha tan solo ha conseguido tres victorias. En esos dos partidos deberíamos sumar seis puntos que casi nos garantizarían la permanencia, pero como he dicho antes, no podemos confiarnos y tendremos que jugarlos como si fueran los equipos más fuertes de la categoría.

Y luego está entre medias, el partido ante el Villanueva de la Cañada, que es el líder del grupo y no ha perdido en toda la temporada, pero estamos seguro de que sufrirá la primera derrota ante nosotros.

P: ¿ Y todo ello, compaginando la faceta de entrenador con la de jugador del primer equipo?

Z: La verdad es que es fácil de llevarlo, porque los horarios me vienen fenomenal. Con el primer equipo entreno de ocho a diez y con los chicos de seis y media a ocho y los mismos días, así que no se puede pedir más.

P: ¿ Y qué decimos del Zapata jugador?

Z: Pues que estoy encantado aquí. La verdad es que es un equipo estupendo para jugar, por las instalaciones, por como nos tratan por el material que tenemos, por todo en general. En cuanto a la temporada, nos hemos llevado el varapalo de estos últimos resultados, pero creo que la temporada en general está siendo buena, a pesar de tener algunos fallitos que nos han quitado puntos para estar más arriba.

P: ¿Demasiados altibajos?

Z: Sí y es una pena. En una liga la regularidad es muy importante y es lo que nos ha faltado. Por unas cosas o por otras, no hemos podido tener un once muy definido y eso se ha podido notar en determinados partidos.

P: ¿Qué esperas de aquí al final?

Z: Yo estoy esperanzado, porque estoy convencido que los primeros van a pinchar y todavía queda mucha temporada, me lo dice la experiencia de tantos años jugando. Bien es cierto, que deberíamos ganar casi todos los partidos que quedan para estar ahí y luego habrá que esperar a ver que pasan en los playoffs de ascenso porque hasta el tercero de la liga podría subir de categoría.

P: ¿La confianza no la pierdes?

Z: No, no, ni muchísimo menos, gracias a Dios juego al fútbol porque es lo que me gusta, lo que amo, ya con mi edad, la confianza no la pierdo, me pueden salir bien o mal las cosas, pero siempre doy o intento dar lo mejor de mi mismo.

P: ¿Por tanto apostamos por la permanencia del Cadete y el ascenso del equipo?

Z: Pues claro, yo soy de los que pienso que siempre tienes que ponerte los mayores objetivos y por qué no vamos a lograrlo. Es más estoy convencido de ello.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *