mariajo

ESTOY APRENDIENDO A MANEJAR SITUACIONES QUE NO HABÍA VIVIDO ANTES

Tímida, o mejor dicho vergonzosa, ( ha costado un mundo que nos atendiera) pero de sonrisa fácil que no suele abandonar casi nunca. Así es María José Medina, entrenadora del Infantil “B” que le ha tocado vivir una temporada dura y diametralmente distinta a la que tuvo que vivir el año pasado, con ascenso incluido. Ahora lucha por no descender, una lucha de la que saca algo positivo.

Jugadora de fútbol, amén de entrenadora; Llegó a jugar en primera división con el Atlético de Madrid feminas, pero una lesión le truncó su magnífica trayectoria. Ahora pelea en el Torrelodones por volver a la máxima categoría del fútbol femenino. Con María José hemos charlado un poquito sobre todo lo que está viviendo en esta temporada.

Pregunta: ¿temporada dura la que estás viviendo?

María José: Sí, podíamos calificarla así. Difícil.  Hay que tener en cuenta, que tengo un grupo de chavales, donde la mayoría son de primer año, y la categoría en la que estamos exige, carácter, experiencia, cuerpo, fuerza y la diferencia  se nota mucho, pero no obstante, creo que las cosas se están haciendo bien los partidos se han escapado a ultima hora y por pequeños detalles y lo más importante es que el grupo está trabajando muy bien y contentos.

P: ¿Cómo se lo están tomando los chicos?

M.J. : A ver, es difícil, porque la situación es complicada, no te voy a mentir, pero, como he dicho antes, están trabajando bien, los veo motivados, queriendo salir de ahí, porque creen en ellos mismos y en el grupo.

P.La victoria del pasado fin de semana, contribuye a mejorar las cosas, ¿no? MJ2

M.J. : Sí, claro, la verdad es que fue un partido (ante el Yuncos) en el que se pudo perder, como se pudo ganar, como fue finalmente. Un partido que no se distingue de muchos de los anteriores, la diferencia estuvo en que ante el Yuncos estuvimos acertados de cara al gol  y concentrados en defensa, cosa que nos ha faltado en otros encuentros. Yo sí, vi a los chicos muy comprometidos y con sacrificio y ese es el camino que esperemos que se repita en próximos compromisos.

P.:¿Qué es lo que más le está costando a los chicos?

M.J. : Sobre todo la adaptación a la categoría. Vienen de alevines, la mayoría de ellos consiguieron el ascenso y se pensaron que este año iban a estar ahí arriba de nuevo peleando con los primeros, pero la categoría de infantil es mucha más fuerte, más dura y se compite, ya se compite. Ahora tienes que tener más picardía, entrar más fuerte, se están empezando a dar cuenta de los que es el fútbol y todo lo que conlleva cuando vas creciendo.

P: ¿Sacan algo positivo?

M.J. : Sí, claro, por supuesto, están aprendiendo. No hay que olvidar que de perder también se aprende y a veces más que de las victorias. Les cuesta, porque es difícil y no hay que olvidar que son niños, pero al final están contentos y saben que el trabajo lo están haciendo bien.

P: ¿Y tú, como entrenadora cómo lo estas llevando?

M.J.: La verdad es….que se lleva, no queda otra. Hay que aprender a llevarlo, a saber transmitirlo, a dar tranquilidad porque es una situación difícil, pero yo confío en ellos, en ningún momento he dejado de confiar en ellos, sé que la situación es complicada, pero también estoy convencida que vamos a salir de ahí y creo totalmente en ello y en ellos.

P: Porque al igual que ellos, tú también vienes de ganar y ascender el año pasado.

M.J.: Claro, claro, es difícil, no te voy a mentir, pero cada año es diferente, se aprende muchas cosas, y yo también crezco como entrenadora.

P: ¿Y qué es lo que has aprendido?

M.J.: Pues a manejar este tipo de situaciones que hasta el momento no había manejado, como es el llevar tantas derrotas de manera consecutiva, como es el intentar hacer grupo, cuando las cosas no salen bien y se echan las culpas unos a otros, todo ese tipo de cosas.

P: ¿Hay que tirar de mucha Psicología?

M.J.: Mucha, mucha, no sabes cuanto. Porque el trabajo en el campo lo están haciendo bien, el trabajo táctico lo cumplen, juegan muy bien al fútbol, pero los resultados no llegan y hay que tirar de psicología para hacer ver a los niños que este es el camino por duro que sea y que al final da sus frutos.

P: ¿Y ves si los niños lo aceptan y asimilan tus consejos?

M.J.: Sí, sí, la verdad es que los niños en este sentido son maravillosos, son como esponjas que asimilan todo lo que se les dice.MJ 1

P: ¿Y quién motiva al motivador?

M.J.: Pues la gente que me quiere, la gente y los padres que ven los partidos y comprueban como estamos trabajando. Sin olvidar a mi segundo, que me ayuda muchísimo y es un apoyo muy importante y por supuesto yo misma. A mí también me motiva estas situaciones, nadie las quiere, pero tampoco vienen mal porque al final se aprende de todo.

P: ¿Te esperabas una temporada así cuando comenzó?

M.J.: La verdad es que no. Sabía que iba a costar, pero no creía que nos iba a costar tanto y que íbamos a sufrir de esta manera. Pero no queda otra que mirar hacia adelante y hacia arriba. Bien es cierto que ahora nos llega un tramo en el que vamos a enfrentarnos a todos los de arriba, pero estoy tranquila, porque trabajamos y jugamos bien y competimos cada vez mejor, solo nos falta ese pelín de suerte que hace que los partidos se decanten para un lado o para el otro. No nos queda más remedio que intentar sacar en estos partidos, todos los puntos que podamos y luego cuando lleguen los equipos de la zona baja de la tabla pues ganarlos todos para salir de esta situación.

P: ¿Lo importante es que se lo crean ellos?

M.J. Por supuesto, y eso es lo que les digo continuamente, que nadie en la categoría es superior, técnica, táctica y futbolísticamente a nosotros, pero que tenemos el hándicap que la fuerza en la liga en la que estamos es fundamental y el tamaño y sobre todo la experiencia y eso es lo que nos está faltando.

P: Hay que tomárselo como un año de transición

M.J.: Claro, la mayoría de ellos, van a pasar a segundo año, menos tres jugadores que serán ya cadetes y este año, les va a venir muy bien para coger experiencia y para aprender a competir y los resultados se verán y no tengo ninguna duda que el año que viene será muy diferente a esta.

P: Por tanto, ¿con qué nos conformamos esta temporada?

M.J.: Con la salvación, lo tengo muy claro. Salvar la categoría lo celebraría casi más que el ascenso del año pasado. Y si al final no se puede conseguir la salvación, me conformaré con el trabajo de los chicos que lo han dado todo por lograrlo y me quedaría también satisfecha, si todo lo que les he transmitido les ha servido para crecer como personas y como futbolistas.

P: ¿Se conseguirá ?

M.J.: Sí, seguro.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *