EL VILLA DESPIDE LA TEMPORADA CON VICTORIA

Se acabó la temporada, atrás quedan 34 jornadas con cosas buenas, y no tan buenas, ya habrá momento de analizar la temporada en conjunto, ahora toca comentar lo que ha suciedido en este último partido en el que la A.D. Villaviciosa ganó por la mínima la Atlético Club de Socios. Dos victorias en las dos últimas dos jornadas dejan un sabor agridulce a una temporada en la que se habían depositado muchas esperanzas.

Llegaba le Villa sin muchos alicientes al Bercial, más allá de acabar la temporada con una victoria y con la espernaza de si acompañaban los resultados acabar en una quinta plaza en la clasificación. Logró la victoria pero los resultados no acompañron en los otros partidos y el Villa termina la temporada en una séptima posición con 52 puntos en el casillero.

No comenzó bien el partido para los hombres dirigidos por Nano, porque a los ocho minutos ya iba por detrás en el marcador. Álex dio un buen pase a  sandro que batía a Lucas con un cabezazo. No obstante el gol no le sentó mal al Villa que a partir de ese momento se hizo dueño del balón y consiguió batir la portería local poco después. Concretamente a los 19 minutos cuando Obi aprovechó la indecisión de la defensa local. El villa siguió intentando dar la vuelta al marcador. Pudo hacerlo a la media hora de juego, pero Mara lo evitó con una falta que le costó la expulsión. Con el empate a uno terminó la primera mitad.

En la segunda, el Atlético Club de Socios, salió con orgullo y a punto estuvo de hacer el segundo, pero según pasaban los minutos, la superioridad numérica del Villa fu decantando el encuentro hacia los visitantes. Así llegó el gol de la victoria con un gran remate de Diego. No se movería más el marcador aunque ocasiones hubo para ello, pero la falta de puntería lo evitó.

En definitiva victoria del Villa para terminar la temporada. Ahora toca descansar, meditar, y buscar soluciones de cara al la próxima temporada, sobre todo en el ataque. La falta de gol ha sido una losa demasiado grande para pensar en cotas mayores.

FICHA TÉCNICA

Estadio El Bercial (Getafe) Unos 100 espectadores.

CLUB ATLÉTICO SOCIOS: Pires, Alex, Jordan, Mara, Lino, Rubén, Archilla, Ernesto, Montero, Miranda y Sandro.

A.D. VILLAVICIOSA DE ODÓN: Lucas, Marco, Sergi (Rodrigo 66′), Jimmy, Kolo, Koffi (Chamorro 66′), Diego, Zapata (Iván 10′), Obi (Mounseff 31′), Javi y Cuni.

Árbitro: Victor de Mingo

DSC_4988

EL VILLA DESPIDE CON VICTORIA LA TEMPORADA EN CASA

La A.D. Villaviciosa de Odón se impuso por 4-2 al C.D. Sitio de Aranjuez en el último partido disputado en casa de la temporada. Buen colofón a una temporada irregular en la que se pudo haber luchado por cotas más altas. La suerte que en otras ocasiones le fue esquiva al Villa, le favorecieron en esta ocasión. Queda terminar la temporada ante el Club Atlético de Socios con la mejor de las sensaciones. El Infantil “A” recibió el reconocimiento por su ascenso y por quedar campeón de su grupo.

No era un partido cualquiera, ni un Domingo cualquiera. La celebración de las elecciones al Ayuntamiento y a la Comunidad siempre  es digno de celebrar y coincidía con el último examen del Villa en casa en esta campaña y lo quería hacer con buen sabor de boca ante el Sitio que le precedía en la tabla. Si empezamos por el final, habría que decir que efectivamente, dejó un buen sabor de boca por la victoria y por ciertos minutos de buen juego. Pero si lo hacemos como, hay que hacerlo, es decir por el principio, la cosa cambia. Nos ponemos a ello.

Antes del inicio los equipos hicieron el pasillo al Infantil “A” que brillantemente se proclamaron hace ya varias semanas campeón de su grupo y por tanto lograba el ascenso a división autonómica. Un reconocimiento obligado.

En cuanto al partido en sí, se trató de un partido típico de fin de temporada en donde los dos equipos buscan una victoria que les permita acabar la temporada en la mejor posición, ya que ambos equipos ya no tenían nada por lo que luchar. Minutos de tanteo, en la que ninguno se adueñó del balón y las ocasiones apenas aparecían en la dos áreas. No se preveían goles y menos los que hubo al final, y de llegar sería más por errores propios que por errores forzados. Y efectivamente así sucedió. A los 17 minutos un mal despeje de Lucas, que ayer jugó en vez de Cristo, lo aprovechó el Sitio para adelantarse en el marcador por obra de Diego. El gol hizo mella en el Villa que apenas reaccionó al gol y vio como el equipo rival pudo adelantarse por segunda vez en una contra que pilló desprevenida a la defensa, sin embargo, en esta ocasión, Lucas sí estuvo acertado y desbarató la clara ocasión del Sitio.

El Villa, buscó el empate en todo momento, pero adolecía de puntería en los metros finales, que le vamos a decir que no hayamos contado ya, pero la fortuna que en otros partidos faltó, ayer apareció para fortuna del Villa. A los 37 minutos a la salida de un saque de esquina el balón le golpeó a un rival y se coló por debajo de las piernas del portero en una acción surrealista.

Con el empate a uno se llegó al descanso.

Al poco de iniciarse la segunda mitad, otra acción desgraciada del meta rival, propició el segundo gol del Villa.  Jeray que había sustituido a Alberto intentó regatear a Diego dentro del área, pero falló en su intento, y Diego solo tuvo que empujar el balón al fondo de las mallas. En apenas unos minutos dos errores visitantes permitieron al Villa dar la vuelta al marcador. Esto espoleó a los locales que jugaron sus mejores minutos, con algunas acciones de ataque dignas de alabar. En una de ellas, el balón le cayó a Obi que encaró la portería rival y batía por bajo al portero, para subir el 3-1 en el marcador. Un resultado que llevaba la tranquilidad a las gradas y al banquillo local, más aún cuando el Sitio, se quedaba con un hombre menos por expulsión de Sergio.

Sin embargo el Sitio, logró recortar distancias mediada la segunda mitad para llevar algo de incertidumbre. Todavía quedaban muchos minutos y el empate planeó por algunos minutos en el respetable. Pero como decíamos al principio no era un día cualquiera, y había que celebrar y el Villa no estaba por la labor de estropear el día e hizo el cuarto en las postrimerías del partido por obra de Jimmy, como no, con algo de fortuna. El balón salió bombeado tras golpear a un defensa y se coló por encima del portero al que le faltó centímetros para atajar el balón.

En definitiva 4-2, la victoria que se queda en casa y queda terminar la temporada ante el último clasificado buscando una victoria que le podría aupar a la quinta posición final.

FICHA TÉCNICA

Estadio Municipal de Villaviciosa, unos 100 espectadores.

Villaviciosa 4-2 Sitio de Aranjuez

A.D. VILLAVICIOSA DE ODÓN: Lucas, Marco, Sergi, Rodrigo, Jimmy, Ibón, Diego (Koffi 50′), Momar (Obi 27′), Zapata( Javier 80′), Javi (Felipe 60′)y Cuni.

C.D. SITIO DE ARANJUEZ: Alberto, Cabero, Oscar, Javi, Diego, Quique, Eric, Villegas, Hugo, Luis y Sergio.

Árbitro: David de Gustín.

DERROTA EN SEGUNDOS

La A.d. volvió a dar síntomas de agotamiento y de escasez de ideas ante la portería rival. Perdió 2-0 ante el Móstoles C.F. líder de la clasificación. La derrota fue más dolorosa porque el primer gol llegó cuando no se había cumplido el primer minuto de juego. Quedan dos jornadas para el final y el objetivo es acabarlos de la mejor manera posible.

¡¡40 segundos!!, menos de lo que yo he tardado en escribir, estas primeras líneas, fue lo que necesitó el Mótoles C.F. para adelantarse en el marcador. Un gol, como suele decirse, cuando todavía la gente no había tenido tiempo de sentarse. De manera incomprensible, con una falta de tensión alarmante, Llorente se coló entre la defensa villaodonense y batió por bajo a Cristo, ante la incredulidad de los presentes, tanto en el césped como en la grada. Un palo demasiado grande para un equipo que no está sobrado de confianza. Se llevaba solo un minuto, había mucho que jugar por delante, pero ese gol pesó como una losa y fue suficiente para llevarse un triunfo. Porque desde ese instante, el Móstoles se limitó a controlar el partido, replegarse en determinados momentos y tirar contras cuando recuperaban el balón, mientras que el Villa volvió a repetir lo que hemos visto en los últimos partidos, por no decir en toda la temporada, es decir, llevar la iniciativa, tener más dominio del balón, pero cuando se acercan al área, se apagan las luces, la ideas, y las ocasiones se quedan en nada. Alguna que otra entrada por banda, algún que otro tiro desde la frontal, pero nada serio. Así con ese panorama se llegó al descanso.

Nada cambió en la segunda mitad, el Villa lo siguió intentando, las ocasiones fueron algo más nítidas que las de la primera mitad, pero tampoco se pueden calificar en ocasiones claras, por lo que el gol no se esperaba, a no ser que llegara en alguna jugada aislada o en un fallo, o en alguna casualidad, y no ocurrió ninguna de las tres cosas. El 1-1 por tanto era casi imposible y de llegar algún gol, sería por parte del Móstoles que a la contra sí creó alguna oportunidad clara de batir de nuevo a Cristo. Lo que son las cosas, el segundo gol llegó en el último minuto, Kolo cometió penalti que se encargó de transformarlo Alberto para dar la puntilla al equipo de Nano.

FICHA TÉCNICA

Estadio Mariano González (Navalcarnero) Unos 100 espectadores.

Móstoles C.F.”A” 2 (Llorente y Alberto )- Villaviciosa de Odón 0

MÓSTOLES C.F.”A” : Alejandro, Rubén, Sergio, Arquero, Adrián, BarrigaAlberto, Valdivoa, Riaco, Llorente y Antonio.

VILLAVICIOSA DE ODÓN: Cristo, Sergio, Marco(Momar 60′), Rodrigo, Kolo, Ibón(Koffi 52′),  Jimmy, Zapata, Diego, Javi Martín(Morales 72′) y Cuni(Obi 52′).

Árbitro: Jaime Muñoz Moreno

DSC_4426

UN EMPATE QUE NO SABE A NADA

Sin nada por lo que luchar, sin ningún objetivo, ni por arriba , ni por abajo, la temporada se puede hacer muy larga para la A.D. Villaviciosa de Odón. El empate 1-1 ante Los Yebenes San Bruno deja un sabor de amargura y con la sensación de querer echar el cierre a la campaña cuanto antes. Mal partido de ambos contendientes que lograron los goles en apenas cinco minutos.

Semana sí, semana también, venimos hablando de las posibilidades que podría tener el Villa si lograra, tal o cual victoria, pero hay tantos condicionantes que ya ni merece la pena seguir con ellos. Si se hubiera ganado.., si no se hubiera perdido…, si se hubiera acertado…, si no se hubiera errado….demasiados síes que no van a ningún lado, porque luego la realidad viene y te de de frente y cada semana que pasa de manera más fuerte.

La idea es acabar la temporada de la mejor manera posible, “si es que es posible” y dejar al equipo lo más cerca de los primeros clasificados, pero partidos como el de ayer, no ayuda a ello. Y con esto no quiero decir que el Villa no mereciera más, o que juega rematadamente mal, que no es eso. Es constatar lo que está sucediendo durante toda la temporada. Te da la sensación de haber visto el mismo partido una y otra vez como si de un “dejavú” se tratara. La misma tónica..los mismos resultados.

El Villa fue mejor que su rival, creó las mejores y mayores ocasiones del partido , pero la falta de puntería, la reiterada falta de acierto de cara al gol, volvió a pasar factura al equipo de Nano. Da igual que triangules bien el balón, que hagas jugadas trenzadas, que llegues al área con asiduidad, da igual, porque cuando hay que definir, cuando hay que hacer lo que este juego demanda, que no es otra cosa que meter la pelotita, hacer gol, se apagan las luces y las porterías se convierten en unas de hockey imposibles de atravesar. Ejemplo claro es lo que pasó en la primera parte cuando Momar tras una buena jugada por la banda izquierda se presentó solo ante el portero y no acertó a batirlo.

Para los goles hubo que esperar a la segunda mitad. Se adelantó el equipo visitante con el gol de Héctor a los 53 minutos, aunque la alegría fue corta, pues el Villa reaccionó en cinco minutos y Cuni, por fin, acertó con la portería rival estableciendo el empate a uno que a la postre sería definitivo.

De ahí al final, poco más que contar, el Villa fue incapaz de ganar el partido, mientras que a Los Yébenes el empate le resultó suficiente para sus aspiraciones.

La semana que viene visita al líder. No se extrañen que nos traigamos una victoria. Sería una muestra más de la irregularidad del Villa en toda la temporada, capaz de hacer lo mejor y lo peor al mismo tiempo.

 

FICHA TÉCNICA

Estadio Municipal de Villaviciosa de Odón, unos 100 espectadores.

VILLAVICIOSA DE ODÓN.– Cristo, Marco, Sergi, Kolo, Jimmy, Ibón, Koffi, Javi (Obi 63′), Momar(Javier 72′), Zapata, Diego(Mounseff 81′) y Cuni (Felipe 72′).

LOS YEBENES-SAN BRUNO.– Javi, Dani, Salazar, Cosmin, Aritz, Raul, Abajo, Álvaro, David, Jorge y Héctor.

Árbitro: Ángel Luis Valverde

GRAVE TROPIEZO DEL VILLA

La A.D. Villaviciosa de Odón cayó en su visita a Alcorcón por 2-1 en su partido ante el Trival. Una derrota que deja al Villa en tierra de nadie y deja en el olvido las “pocas” esperanzas que había de ascenso. El rival demostró que se jugaba más en el partido y logró una victoria importante para evitar el descenso. Al Villa solo le queda acabar la temporada de la forma más digna posible. Hay que evitar dejarse llevar.

Suele suceder, en el mundo del fútbol y en cualquier otra disciplina, ya sea en primera o en aficionados, cuando hay un equipo que se juega algo y se enfrenta a otro que sus expectativas son muchas más bajas, o que tiene poco que jugarse, lo normal es que el partido lo gane el equipo que tiene más que ganar que perder. Y eso sucedió el pasado domingo en el partido que enfrentó al Villa contra el Trival Valderas Alcorcón. El equipo alcorconero comenzaba la jornada en puestos de descenso y con la necesidad de ganar para evitar que la permanencia se alejara. Mientras que el Villa llegaba con los deberes hechos, con esperanzas aunque remotas de pensar en cotas más altas, pero con la certeza de que en la temporada ya había poco que hacer. Y eso se notó en el terreno de juego. El equipo local salió mucho más enchufado y desde el inicio mostró las ganas de victoria. Ese ímpetu tuvo sus frutos muy pronto, pues a los ocho minutos, lograba el primero gol del partido obra de Sergio.

El gol dio tranquilidad a los locales que a partir de ese momento buscó que el Villa no se acercara a la meta rival y para ello se afanó en defensa.

Los minutos fueron pasando sin muchas ocasiones dignas de mención, pero cuando todo apuntaba a que ya había poco que ver, los últimos minutos del partido, se convirtieron en un toma y daca en el que pudo pasar cualquier cosa.  Fue en esas,  transcurría el minuto 83, cuando Mounseff , que había sustituido a Cuni unos minutos antes, lograba el empate para el Villa.

El empate, no era un resultado que valiera a ninguno de los dos contrincantes pero sobre todo era nefasto para el Trival, por lo que pronto se recuperó del golpe y se marchó en busca del gol del triunfo. Y el que la sigue, la consigue, en el último minuto, cuando el empate parecía definitivo, Herrera destaba la locura en su equipo cuando lograba el segundo gol, el gol de la victoria.

El triunfo hace renacer las esperanzas de permanencia del Trival Valderas, mientras que deja al Villa en tierra de nadie. Demasiado altibajos ha tenido el Villaviciosa en la temporada, que siempre ha dado un paso atrás cuando debería haberlo dado hacía adelante.

FICHA TÉCNICA

Estadio La Canaleja. Unos 100 espectadores.

TRIVAL VALDERAS ALCORCÓN: Somohano, Daniel, Roberto, Álvaro, Tejada, David, Pacheco, Sergio, Portela, Aitor y Fernando.

VILLAVICIOSA DE ODÓN: Cristo, Guillermo (Momar 53′), Marco, Kolo, Ibón, Sergi, Koffi (Jimmy 45′), Javi(Zapata 45′),  Diego, Javi Martín y Cuni (Mounseff 73′).

Árbitro: Diego Pérez.

28-4-19 (117)

EL VILLA VOTA GANAR

La A.D. Villaviciosa de Odón se reencontró con la victoria tras dos derrotas consecutivas. Los goles de Rodrigo de penalti y de Cuni sirvieron para doblegar a un FEPE Getafe III que demostró el por qué de su clasificación. Quedan cinco jornadas para el final y todo es posible. Filipe volvió a tener minutos tras siete meses de lesión.

El parón de la Semana Santa le ha sentado bien al Villa. Se llegó a ese parón con dos derrotas y con la sensación que la temporada estaba echada, sin embargo, esta victoria, hace renacer las esperanzas, aunque sean mínimas de hacer algo grande esta temporada. Todo dependerá de lo que suceda en el futuro, o mejor dicho, todo pasa por ser casi infalible de aquí hasta el final.

El partido de puso de cara desde el principio. El Villa entró más enchufado al partido y pronto tendría su recompensa. Un penalti a los diez minutos del partido, penalti claro, serviría para abrir la lata. El encargado de tirarlo era Cuni, pero Rodrigo se lo pidió porque quería dedicárselo a su primo Felipe que tras siete meses de sufrimiento volvía en este partido. Rodrigo no falló y pudo hacer su dedicatoria.28-4-19 (99)

Con el 1-0, el partido no cambió mucho, porque el equipo visitante apenas si enlazaba alguna jugada digna de mención y el Villa por su parte, sin hacer mucho, era amo y señor del encuentro. No hubo muchas ocasiones de las llamadas claras, pero si había en el ambiente que el gol podía llegar en cualquier momento, no obstante, las llegadas morían en la frontal del área y los disparos, algunos de ellos claros, se estrellaban en la defensa getafense.

Pudo llegar el segundo en el 32 de juego cuando Cuni sacó un disparo que el portero visitante sacó pegado al poste izquierdo. De ahí al final de la primera parte, no hubo ocasiones en ninguna de las dos áreas.

En la reanudación, el partido marchó por los mismos derroteros, el Villa controlando y el FEPE Getafe buscando su oportunidad, con más corazón que cabeza. Su gran ocasión llegó, no podía ser de otra forma, a balón parado. Falta desde el pico del área, zapatazo, y el balón que se colaba por la escuadra se encontró con la mano de Cristo que en una gran parada desvió el balón a córner.

El 1-0, a pesar de tener el partido controlado, es un resultado peligroso porque cualquier acción puede suponer el empate. Es por ello, que los cambios que realizó Rául Fernández ,que hoy actuó como primer entrenador ante la ausencia de Nano, (ausencia obligada por ser presidente en una mesa electoral) iban encaminados a tener más mordiente arriba en busca del segundo gol. Guillermo lo intentó en varias ocasiones por su banda y en una de sus internadas, centró para que Rodrigo no llegara al remate en primera instancia pero si Cuni  en segunda que disparó fuerte cruzado para batir al portero rival.

El 2-0 fue una losa muy grande para el Getafe que se veía incapaz de poder igualar la contienda. El partido se fue embarrando y el colegiado se vio obligado a sacar varias tarjetas amarillas. En los últimos instantes, Rodrigo vio la segunda amarilla y se tuo que ir a vestuario antes de tiempo. Expulsión muy rigurosa.

28-4-19 (35)El Villa que se coloca sexto y con la única misión de mirar hacia arriba. Solo queda en pensar en ganar, ganar y volver a ganar y si eso sucede quien sabe si el sueño del ascenso puede aparacer.

FICHA TÉCNICA

Estadio Municipal de Villaviciosa de Odón unos 50 espectadores.

Villaviciosa 2-0 FEPE Getafe

Goles: 10′ Rodrigo (p)

73′ Cuni

A.D. Villaviciosa de Odón: Cristo, Sergi, Kolo, Rodrigo, Guillermo, Marco, Koffi, Javi, Ibón, Diego y Cuni.

FEPE Getafe III: Alfredo, Pacha, Bravo, Manu, Peña, Javi, Borja, Arribas, Landero, Jorge e Ikbal.

DOLOROSA DERROTA DEL VILLA EN ARGANDA

La A.D. Villaviciosa sufre su mayor derrota de la temporada en su visita a Arganda. 4-0 fue el resultado claro y contundente para el equipo local. Dura penitencia la que tendrá que soportar el equipo de Nano que ha visto como dos derrotas consecutivas le deja sin ninguna aspiración en la temporada.

 

Llegaba el Villa con la intención de quitarse el mal sabor de boca que le dejó el encuentro ante el URJC de la semana pasada. La falta de puntería, o de acierto en los metros finales fue una losa demasiada pesada para las aspiraciones del Villa. Pero esa falta de puntería o acierto, o suerte, o llaménl0 como quieran, ha vuelto a sentenciar al equipo.  Bien es cierto que si solo nos quedamos con el resultado final, no habría mucho más que añadir, pero si vemos el desarrollo del partido, la situación con ese acierto por parte del Villa del que hablamos hubiera sido muy distinta, sobre todo en la primera mitad donde el equipo dispuso de varias ocasiones de marcar ante la meta defendida por Castellanos.

La primera llegó al inicio del encuentro, a los cinco minutos, cuando Javi estuvo apunto de adelantar al  Villa, pero su disparo con rosca se marchó rozando el palo.

A los 14 minutos fue Rodrigo el que tuvo la oportunidad pero su disparo se marchó desviado. A balón parado el Villa siguió intentando lograr el gol, pero éste no llegaba. Eran minutos donde el equipo visitante estaba dominando al local que apenas se acercaba con peligro a la meta de Cristo.

A la media hora, Cuni pudo adelantar una vez más al Villa, pero su remate en el área pequeña, lo atrapó Castellanos en dos tiempos. Tanto perdonó el Villa que la sensación que había en el campo es que el Arganda se había salvado y que solo podía ir a mejor. Y por desgracia es lo que sucedió. La primera gran oportunidad que tuvieron los locales fue en el minuto 37 cuando Luismi en una mano a mano cedió a Josemi pero se encontró con la zaga del Villa que salvó el gol in extremis. Gol que llegaría dos minutos después cuando Pablo remató un balón al fondo de las mallas.

El gol supuso un duro golpe a la moral villaodonense que veía como se marchaba al descanso por detrás en el marcador cuando tuvo muchas más ocasiones para irse por delante. Y pudo ser aún peor, pues en el 41 el Arganda casi logra el segundo con un disparo que salió lamiendo el travesaño de Cristo.

Todo cambió en la segunda parte, y el Villa desde el inicio no se encontró cómodo en el campo y dejó que el balón y las ocasiones cayeran del lado local. Ocasiones que al contrario que le sucedió al Villa en la primera parte se transformaron en goles y prácticamente cada acercamiento al área de Cristo terminó en gol.

El segundo del Arganda llegó en el 51 cuando un disparo lejano de vaselina desde la banda izquierda sorprendió a Cristo.

En el 58 pudo llegar el tercero, pero llegó en el 64 cuando Josemi se adelantó a la defensa y con la puntera superó a Cristo que tenía que recoger por tercera vez el balón del fondo de su portería.

Fueron minutos donde el Villa no sabía que hacer con la pelota y se sentía arrollado por el conjunto local que no desaprovechó la oportunidad de hacer más sangre y en el 70 materializaba el cuarto de la mañana. Pase de la muerte de Villa para que Josemi marcara a placer.

Con el 4-0 el partido estaba sentenciado y aunque Ibón pudo maquillar minutos después el marcador, Castellanos lo impidió con una gran parada, la tónoica del partido decía que de haber otro gol sería del Arganda. No fue así, y el partido acabo con ese 4-0 doloroso en donde el Villa cuando dominó no acertó y cuando le dominaron lo pagó.

Llega el parón por la Semana Santa; parón que le vendrá bien al Villa para meditar y buscar soluciones de cara al final de temporada.

FICHA TÉCNICA

Estadio Municipal de Arganda. Unos 100 espectadores.

A.D. ARGANDA 4-1 A.D. VILLAVICIOSA DE ODÓN

Goles:

A.D. Arganda: Castellanos, Zurita, Esteban, Pablo, Camilo, Lolo, Oscar, Villa, Luismi, Navas y Josemi.

A.D. Villaviciosa de Odón: Cristo, Guillermo, Sergi, Rodrigo, Kolo, Ibón, Zapata, Koffi, Jonny, Javi y Cuni.

Árbitro:

DSC_3645

PARADA EN SECO PARA EL VILLA

La A.D. Villaviciosa de Odón no pudo sumar su cuarta victoria consecutiva. La falta de puntería en ataque y ciertos errores en defensa causas de la derrota ante el Mostoles URJC por 0-2. Los visitantes no hicieron méritos para llevarse los tres puntos pero aprovecharon sus ocasiones. La derrota frena la dinámica positiva del equipo en los últimos encuentros.

Amaneció un día raro, que hacía presagiar lo que luego se vería sobre el césped. Unas veces lucía el sol y parecía que se quedaba un buen día, otras se ocultaba entre las nubes y la lluvia amenazaba con su presencia, el viento que no molestaba en exceso con el sol, pero que fastidiaba con las nubes, en definitiva un día que no sabías si ponerte el abrigo o quitártelo. Sirva todo este preludio climatológico para explicar la derrota del Villa.DSC_3656

Porque el partido tuvo un poco de todo esto que estamos contando. Una veces parecía que el Villa dominaba y que no iba a pasar apuros, otras se ocultaba entre malos pases y malas decisiones, y otras dejaba hacer a un Móstoles que vino con las ideas claras de estar juntitos atrás y aprovechar cualquier fallo del equipo local mientras los minutos pasaban sin saber muy bien que llevarse a la boca. Y el fallo llegó. ¿Un fallo que costó un gol?, afirmarlo sería quizás excesivo, porque vino tras dos saques de esquina, pero si Cristo, en una pelota que tenía clara, con tiempo de hacerse con ella, no hubiera decidido salir de su área para golpear de tan mala manera que envió el esférico a córner, pues lógicamente no se hubiera producido el dicho saque de esquina que dio lugar al otro saque de esquina en el que la defensa del Villa dejó rematar solo a un contrario para batir en el segundo palo a Cristo. Y muchos podréis pensar que si mi abuelo tuviera ruedas sería una bicicleta y tendríais toda la razón, pues nunca sabemos que hubiera pasado si….

Lo que cuenta en definitiva es que el Móstoles URJC sin hacer nada del otro mundo, ni tampoco el Villa, se pudo por delante en el marcador. El gol afectó a los locales que estuvieron varios minutos sin saber que hacer, con pases largos e imprecisos y con falta de tensión en muchos momentos. El empate no se veía venir a no ser que llegara de una jugada aislada, y como os imagináis esa jugada llegó. En prácticamente la única buena combinación del ataque local, el Villa se presentó al borde del área, hubo dos ocasiones de lanzar a puerta, pero nadie se atrevía y cuando la ocasión se marchitaba, el balón llegó a los pies de Koffi que se sacó un latigazo desde 30 metros que se estrelló en el larguero de la portería rival cuando ya se cantaba el gol del empate. Era el minuto 41 de juego y el empate hubiera, (quizás, quien sabe…) cambiado el signo del partido.

Con el 0-1 se llegó al descanso y tras la reanudación, el Villa salió más metido en el partido en busca del empate. Pudo llegar en una gran acción individual de Cuni que tras irse de su par disparó desde la frontal obligando al portero a realizar una gran intervención. Fueron los mejores minutos del Villa, el sol brillaba en el cielo, pero luego se apagó, el sol y el juego del equipo, que volvió a ser anodino y los pases largos e imprecisos volvieron a aparecer.

No obstante, el Villa no descansó en su intento de lograr el empate sobre todo por la banda derecha, pero no se veía sensación de peligro real.DSC_3594

El Móstoles URJC siguió a los suyo, y buscaba las contras cuando recupera la balón. Fue en otra acción aislada y desafortunada cuando logró el segundo gol. Un disparo sin aparente peligro se envenenó al tocar en un defensa local y ¿despistó ? a Cristo que no pudo atajar el esférico.

El 0-2 fue una losa muy grande para el Villa que bajó los brazos y no pudo remontar. No se pudo sumar la cuarta victoria consecutiva y ve como su escalada se frena en seco. Ante el Arganda la próxima semana, antes del parón de Semana Santa, nueva oportunidad de volver a escalar.

FICHA TÉCNICA.

Estadio Municipal de Villaviciosa de Odón. Unos 100 espectadores.

Ad. Villaviciosa de Odón: 0

Móstoles URJC:2

Goles: 0-1 Batista (30,); 0-2 Salmerón (61′).

A.D. Villaviciosa de Odón: Cristo, Guillermo(Jimmy 69′), Sergi, Rodrigo, Kolo, Xabi, Diego(Chengue 75′), Koffi(Mounseff 83′), Javi Martín, Ibón, Cuni (Zapata 73′).

Móstoles URJC “B”: Luis, Álvaro, Batista, Danincid, Galán, Ali, Nain, Manu, Salmerón, Adrián y Aitor.

Árbitro: Pinilla Serrano

Nota: Más fotos en Galeria de Imágenes

TRES DE TRES PARA EL VILLA

Dice el refrán que: “no hay dos sin tres” y la A.D. Villaviciosa de Odón lo hizo bueno con su victoria ante el Fuenlabrada S.A.D. por 0-1. Un solitario gol de Obi al principio del partido fue suficiente para sumar una victoria más. Los tres triunfos consecutivos coloca al Villa en una posición con la que soñar y mantener la tensión competitiva hasta la última jornada.

Llegaba el Villa al estadio municipal de Fuenlabrada con la obligación de ganar, (tras imponerse ante uno de los gallitos de la liga en la jornada anterior), ya que se enfrentaba a un conjunto situado en la zona baja de la tabla y ganó. Repitió el resultado ante el Móstoles Balompié y salda con dos victorias los dos partidos a domicilio que confirman el buen momento que está atravesando el equipo de Nano. Bien es cierto que el triunfo ante el Móstoles tiene más enjundia que el conseguido ante el Fuenlabrada, pero a la postres los dos valen lo mismo. Tres puntos.

En cuanto al partido en sí, no hubo mucha historia. El Villa desde el inicio tuvo claro a qué jugar y se hizo dueño del balón teniendo controlado el partido en todo momento. el control se tradujo muy pronto en gol. Corría el minuto 13 del encuentro cuando Obi culmina una gran jugada colectiva del Villa. El balón salió desde la defensa por la banda derecha, Guillermo centró al área y Obi tras un gran control orientado batió al portero local con un disparo cruzado.

Pocos minutos después, el Villa pudo subir el segundo al marcador , pero en esta ocasión el disparo de Obi se estrelló contra el larguero cuando ya se cantaba el gol. Las ocasiones se sucedían y el Villa apenas daba concesiones al equipo local. Se mostraron muy sólidos en defensa y cuando tenían la pelota la movían con claridad y velocidad destacando la labor de Javi Marín en la media punta.

El descanso no significó ningún cambio en el partido. Lo que se vio en los primeros 45 minutos, tuvieron su continuidad en los segundos 45. Las ocasiones para el Villa siguieron llegando, aunque no los goles. La más clara fue otra vez para Obi, que solo ante el portero no acertó a batirlo. La sensación era de que el segundo gol estaba al caer y que el Fuenlabrada sería incapaz de hacer un gol como así fue.

La última para el Villa fue en esta ocasión para Koffi que disparó al poste. En definitiva, resultado excaso para los méritos y las ocasiones creadas por el Villa, pero suficiente para sumar tres puntos más.

El Villa se coloca sexto con 42 puntos, a siete del ascenso. Misión difícil, pero….de seguir en esta línea, y con la igualdad que hay en el grupo todo puede pasar.

FICHA TÉCNICA

Estadio Municipal de Fuenlabrada. Unos 100 espectadores.

Fuenlabrada S.A.D. 0-1 A.D. Villaviciosa de Odón

Goles: 0-1 Obi 13′

FUENLABRADA: Dani, Mike, Amaro, Amaya, Gassama, Cristhian, Luis, Cardona, Álvaro, Borona y Sergio.

VILLAVICIOSA DE ODÓN: Cristo, Guillermo, Sergio, Xabi, Kolo, Ibón, Diego, Koffí(Mounseff 77′), Obi, Javi(Chamorro 90′) y Cuni(Jimmy 88′).

 

TRIUNFO DE ALTURA

Gran victoria de la A.D. Villaviciosa de Odón que se impuso a domicilio por 0-1 al Móstoles Balompié. Un gol en propia puerta cuando el partido finalizaba fue suficiente para llevarse los 3 puntos. Segunda victoria de manera consecutiva para el Villa. El futuro se ve con más optimismo.

No es la primera, ni la segunda, ni será la última, pero una vez más ha quedado claro que al Villa le va jugar con los equipos punteros de la clasificación. Casi siempre que se ha enfrentado a los equipos que están situados en la primeros puestos ha sacado buenos resultados, si no la victoria.

Después de lograr la victoria por 4-1 ante el Aranjuez en ese partido raro que ya comentamos, el Villa se enfrentaba a uno de los gallitos del grupo en el estadio de Moratalaz en La Dehesa, no obstante el Móstoles Balompié, marchaba segundo con una gran trayectoria en sus últimos encuentros, pero esa circunstancia no le impidió plantarse de forma muy seria en el terreno de juego y desde el inicio dejar claro al equipo local, que si quería quedarse con los tres puntos iba a tener que pelear y mucho.

El equipo de Nano estuvo muy seguro en defensa y con una presión alta en el medio campo para impedir la circulación fácil del balón del conjunto local que apenas creó ocasiones de gol y cuando éstas llegaron, fueron bien atajadas por Cristo. En ataque el Villa, en los primeros 45 minutos, se mostró más espeso que en partidos anteriores pero siempre dio sensación que ante cualquier descuido del equipo local estaría dispuesto a dar un zarpazo definitivo.

Comenzó la segunda mitad, y el Villa dio un paso hacia adelante para conseguir los tres puntos. Las ocasiones empezaron a llegar, algunas claras pero el remate fallaba. Así se llegó al minuto 52 donde se produjo la jugada clave del partido. Balón en profundidad sobre Obi que se marcha en velocidad, el portero local mide mal la salida y toca el balón fuera del área sin atajar por completo el esférico que se quedó en posesión de Obi que marca a placer.  No obstante,  el gol no subió al marcador porque el colegiado no concedió la ley de la ventaja y señaló la falta fuera del área anulando por tanto el gol. Eso sí, expulsó al portero y el Villa jugó la última media hora con un hombre más.

Nano decidió meter más mordiente en ataque  y se marchó claramente a por el partido. El Villa, si no lo tenía ya, se hizo amo y señor del partido y las ocasiones, algunas claras, se fueron sucediendo según pasaban los minutos, en especial las que tuvieron Chengue y Sergi, pero fallaron. El encuentro circulaba por un sendero en el que los dos equipos tenía la idea clara, el Móstoles nadar y guardar la ropa y el Villa buscar el gol del triunfo. Un gol que no llegaba y parecía que el empate inicial sería el resultado definitivo. Sin embargo en el último minuto llegó el premio para el Villa. En un saque de esquina, el balón llega al capitán del Móstoles que en su intento de despejar se introdujo el balón en su propia portería.

Un gol que dejó helado a la parroquia local pero que hacía justicia a lo visto en el terreno de juego, sobre todo en los segundos 45 minutos.

Los tres puntos al Villa le permiten  coger aire y volver a acercarse a los puestos cabeceros. Aunque pensar en cotas más altas es prácticamente imposible, por los muchos puntos que el equipo de Nano ha dejado escapar en partidos que debían haber ganado.

La semana que viene tiene un buen rival para seguir sumando puntos y acabar el mes de Marzo con un muy buen sabor de boca.  Enfrente estará el Fuenlabrada SAD “B”, penúltimo de la clasificación, pero ¡cuidado!, ya lo hemos dicho al principio, el Villa juega mejor con los equipos punteros y se les suele atragantar los de la zona media baja. Esperemos que el Domingo no sea así logre la victoria.

FICHA TÉCNICA:

MÓSTOLES BALOMPIÉ 0-1 VILLAVICIOSA DE ODÓN.

GOLES: RÁUL MORENO (P.P) 89′

ESTADIO MORATALAZ (LA DEHESA)

UNOS 150 ESPECTADORES

MÓSTOLES BALOMPIÉ : Alejandro, Carlos, Dani, Raul, Roberto, Marcos, Daniel, Martín, Mbassy, Sergio y Javi.

VILLAVICIOSA DE ODÓN: Cristo, Ibón, Sergi,  Kolo, Rodrigo, Xabier, Diego(Jimmy 85′), Koffi, Obi(Herrero 75′),  Javi (Zapata 70′) y Cuni (Mounseff 85′).

Árbitro: Raúl de la Mata