thumbnail (34)

1,2,3…CAÍMOS OTRA VEZ

Nueva derrota del Villa y otra vez por 3-0, bueno mejor dicho en esta ocasión 0-3 que es más grave. Un solo punto de nueve posibles alejan al equipo de los puestos cabeceros. Mal partido de los de Nano que no supieron levantarse de un gol tempranero por parte del equipo visitante. Toca reflexionar y cambiar la dinámica.

Llegaba el equipo de una derrota contundente, la mayor del curso, y había ganas de ver como iba a reaccionar el Villa en el partido siguiente. Los condicionantes eran favorable para sacarse esa espinita con un buen resultado y si es posible acompañado de buen juego. Se jugaba en casa, venía un equipo de la zona baja de la tabla, etc, etc,…pero la realidad fue muy distinta y todo lo que se había preparado durante la semana se vino abajo muy pronto, demasiado pronto.

Apenas se había iniciado el juego, cuando el Parla Escuela ya iba por delante en el marcador. Tres minutos de juego y 0-1 en el luminoso. ¿Accidente o presagio de lo que podría suceder? por desgracia fue lo segundo.

Con el 0-1 el Villa intentó tocar la pelota y crear ocasiones, pero según pasaban los minutos, ni lo uno, ni lo otro. Continuas perdidas de balón en el centro del campo, balones largos de Rodrigo que no encontraban destinatario, mínimos acercamientos a portería, falta de presión en el centro que permitieron al Parla sacar la pelota con cierta facilidad y a pesar de tampoco crear ocasiones de peligro, controlar el partido para que no ocurriera nada. thumbnail (39)Sin embargo, pudo ocurrir y de haber acertado el Villa, la película hubiera podido ser otra, pero claro eso entra dentro del apartado de la especulación y ahí no vamos a entrar y además es una tontería hacerlo.

Nos estamos refiriendo a la falta que botó Chengue en el 44. Falta al borde del área, el jugador coge la pelota, la coloca, mira la posición del portero y visualiza donde quiere colocar el esférico. Toque sutil y la pelota tras superar la barrera se estrella en el palo izquierdo con el meta ya superado, con la mala fortuna que el balón se pasea por el área pequeña sin que nadie haga ademán de atacarla, quizás petrificado por la imagen del ver el balón dentro de la portería. Pudo ser el 1-1 y toda la segunda parte por delante, pero ayer, no era el día para que la fortuna sonriera al equipo local.

El descanso le vino bien al Villa porque salió decidido a conseguir el empate. Presionó mucho más y mejor la salida del balón del Parla Escuela, se hizo dueño del mismo y los acercamientos al área del rival eran más constantes, aunque a tenor de la verdad sin demasiado peligro. Las entradas de Kolo por la derecha y de Cuni por la izquierda se hicieron con más sentido y la pelea de Javi en la delantera fue encomiable al que solo le faltó el fruto del gol. Lo intentó en varias ocasiones, pero bien la defensa o bien el portero desbarataron las ocasiones. Fueron 20 minutos de asedio del Villa y en las gradas se esperaba el gol del empate, pero éste no llegaba. Nano varió el equipo buscando más llegada pero los cambios no surtieron efecto, más bien, surtieron el efecto contrario porque el Villa bajó su intensidad en la presión, y la pelota fue cada vez más alejandose de la meta rival. El cansancio empezó a thumbnail (38)hacer mella en el equipo local y el Parla, muy serio en defensa se limitó a despejar balones, a la espera de pillar una contra que pudiera finiquitar el encuentro. Y esa contra llegó. Gran acción de la delantera visitante que culminó Gavilán con un disparo cruzado al que nada pudo hacer Cristo. Segundo gol de Gavilán que daba la puntilla al partido cuando todavía quedaban casi un cuarto de hora. Pero ese segundo gol hizo mucho daño al Villa que apenas le quedaron fuerzas para intentar remontar el partido. Lo intentaron, pero más con el corazón que con la cabeza. Mientras el equipo visitante, crecido con ese segundo gol, se encontraría con un tercero merced a un penalti muy dudoso que protestaron con ahínco los jugadores locales. No sirvió de nada y el penalti se lanzó. Luis lo transformaba y subía el 0-3 al marcador, resultado que sería definitivo.

Segunda derrota consecutiva del Villa, las dos por 3-0 y con la sensación de que el equipo necesita un cambio de cara a los próximos compromisos. El Villa se queda en tierra de nadie, pero con mucha temporada por delante, todavía con opciones de luchar por todo. eso sí, necesita reaccionar ya y enganchar una serie de resultados positivos, empezando por el próximo partido ante el Ciempozuelos.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *